jueves, 28 de febrero de 2013

El comienzo: Rising Stars Challenge


El comienzo del BBVA Rising Stars Challenge  con un “alley-oop” de Ricky Rubio para Anthony Davis marcó lo que estaba por venir en la primera noche de este espectacular fin de semana. Desde el principio, el equipo de Barkley se impuso con un parcial que, en el ecuador de la primera mitad (son 2 mitades de 20 minutos) marcaba una ventaja de más de 10 puntos a favor de los “locales”, el Team Chuck. Por parte de éstos comenzó liderando Anthony Davis, al tiempo que Rubio nos deleitaba con más de sus “alley-oop” característicos. Después vimos pinceladas del gran dominio que ejerce Kenneth Faried en la pintura. Mientras que Tristan Thompson (que se hartó de atrapar rebotes) continuaba el juego interior ofrecido por éstas dos grandes figuras antes nombradas (siendo acompañado por Michael Kidd-Gilchrist), cuando el marcador se disparó fue a la hora de lanzar triples. El Team Chuck contó con un “backcourt” realmente enchufado de cara al aro, donde las canastas empezaron a caer bien pronto. Cuando tocó descansar a Rubio, más focalizado en repartir pases, salieron al parqué otros compañeros con la misma posición, como Brandon Knight (Pistons), Bradley Beal (Wizards) o especialmente Isaiah Thomas (Kings), que comenzaron a abrir brecha anotando un triple sí y otro también, hasta el momento de ver, por ejemplo, a Kenneth Faried anotando desde el perímetro.
Por su parte, el Team Shaq era, a priori, el equipo con menos experiencia, pues es el equipo con más “rookies” en sus filas, se vio con dificultades para mantener el exigente ritmo anotador que impuso el equipo Chuck anotando de tres en tres. Con un líder más definido (Kyrie Irving), el equipo contó con un dominador en el “frontcourt” tan sorprendente como sorpresivo: Andrew Nicholson (Magic), que llegó al “Rookie Challenge” en sustitución del lesionado pívot de Detroit Andre Drummond. Al final de la primera mitad, le marcador era de Team Shaq 65-90 Team Chuck. Por último, la revelación de la primera mitad (con permiso de Nicola Vucevic), un modesto Isaiah Thomas que llegó en la última posición del Draft de 2011 a los Kings, y firmó 14 puntos (con un 7 de 7 en triples) y 7 asistencias en los primeros 20 minutos de juego.
El marcador de la se abrió con un mate de Kenneth Faried (calentando para el concurso del sábado). En la réplica por parte del Team Shaq, Irving anotó varias canastas buscando encauzar la remontada, acompañado de un Chandler Parsons que no defraudó como estrella de Houston en la noche del viernes, pero la conexión Rubio-Faried continuó dando puntos a su equipo. El juego pareció atascarse unos instantes, pero en los 10 últimos minutos de partido el ritmo y la intensidad aumentaron, dando más protagonismo a otros jugadores como Clay Thompson, Harrison Barnes o Alex Shved, y posteriormente al pique de bases entre Brandon Knight y un rapidísimo Kyrie Irving. Destacó por último Dion Waiters, que hasta el momento final donde el objetivo era lucirse y no jugar, demostró estar aprendiendo lo mejor con Kyrie Irving. El resultado final demostró lo que fue el partido, ameno pero desde muy temprano con un marcador abierto, donde Shaq no pudo remontar la diferencia. El final fue de un histórico 163-135 favorable a Team Chuck, donde un equipo nunca había anotado tantos puntos en un “Rookie Challenge” (163).
Por último, en el apartado individual, de entre las grandes actuaciones de la noche (Irving, Thomas, Shved...), hubo una que destacó especialmente por encima de el resto, y el merecido MVP se va a la vitrina de Kenneth Faried, que se lució en la noche previa al concurso de mates del sábado con unos impresionantes 40 puntos (18 de 22 en tiros de campo) y 10 rebotes.

No hay comentarios:

Publicar un comentario