miércoles, 28 de noviembre de 2012

Brooklyn Nets: el regreso prometido


Los Nets. Brooklyn Nets. Sin duda, este equipo ha revolucionado la NBA este verano. Tal y como predicaban desde hace años, han regresado a Nueva York. A su alma mater. Los Nets han cambiado drásticamente de rumbo desde que Mikhaíl Prokhorov tomase las riendas del equipo. Han pasado de perder millones de dólares al año (tal y como demuestran inventarios de PricewaterhouseCoopers) a ganar en ventas y en partidos. El regreso a la Gran Manzana, tras años de espera, se ha hecho realidad, disparando el optimismo de los aficionados de los Nets (los nuevos aficionados), que han visto un arranque liguero soberbio por parte de los pupilos de Avery Johnson. Los Nets se han reciclado en un equipo nuevo en menos de doce meses. ¡Quién te ha visto y quién te ve!
En la NBA, los Nets sólo disputaron una temporada en Nueva York (antes, jugaban en la ABA); 1977. En aquel año, hemos de referirnos a un equipo que terminó último de la Atlantic Division con un paupérrimo balance de 22 victorias y 60 derrotas (27% de victorias). Pero no siempre han sido iguales.
Si bien los Nets se fundaron en Nueva Jersey bajo el nombre de New York Americans para disputar la temporada 1967-68 en la ABA, al año siguiente el equipo ya se trasladó a Nueva York, convirtiéndose en los New York Nets. La ABA fue donde los Nets alcanzaron sus mejores temporadas. En aquella alocada liga, donde ya existían los triples y se jugaba con el característico balón tricolor, los Nets lograron dos títulos con jugadores como el propio Julius Erving.
Cuando le llegó la hora a la ABA, los Nets se “movieron” de liga a la NBA, donde en seguida se cambiaron de domicilio a Nueva Jersey. Allí llevaron hasta hoy. Desde la temporada 1978 hasta la 2012.
A lo largo de su historia, los Nets pasaron por diversas etapas. Tras una inminente caída al llegar a la NBA, los Nets vivieron un posterior resurgir a mediados de los 80, con la llegada de jugadores como Buck Williams, o la triste historia de Drazen Petrovic. Sin embargo, los Nets no se clasificaron para Playoffs entre 1987 y 1991, ambos inclusive. Tras flirtear con la postemporada mientras duró la presencia de Chuck Daly en los banquillos, hubo que esperar a la década de 2000 para ver la etapa dorada de los Nets en la NBA. En el año 2000, Byron Scott se subió al tren de los Nets para sacar lo mejor del equipo, y sin duda lo consiguió. Alcanzó las Finales en dos ocasiones consecutivas (2002-2003), siendo apeados del anillo de campeón por Lakers y Spurs, respectivamente.
La permanencia en los Playoffs de los Nets se prolongó hasta el final de la temporada 2007, aupados por Lawrence Frank (tras el despido de Scott en 2004). Pero, llegado el momento, los Nets cayeron del carro. En 2008 consiguieron un balance de 34 victorias y 48 derrotas. En 2009 terminaron con un resultado idéntico. Pero en 2010 se produjo la debacle, y el equipo firmó la peor temporada de su historia. Tras 17 derrotas consecutivas, Lawrence Frank fue destituido finalmente (¿Un poco tarde tal vez?). El mando lo asumió Kiki Vandewighe, que ganó 12 partidos por 53 derrotas. El año terminó para la franquicia con un triste, triste 12-70 (14,6% de victorias). Pero la esperanza de futuro se mantenía pues, en cierto modo, los Nets también ganaron. El multimillonario ruso Mikhaíl Prokhorov compró el equipo, y se encargó de poner en marcha las obras necesarias para que el equipo regresase a Nueva York.
No se pudo Manhattan, ya estaban los Knicks. Pero, tras cruzar un puente, el destino final del proyecto fue el barrio de Brooklyn. La estrella, tras mantener tensas conversaciones con Carmelo Anthony, el pilar fundamental para la nueva plantilla sería Deron Williams, al que acompañaría Brook López desde la posición de pívot puro. En 2011, la temporada terminó con un 24-58 que no mostraba cambios, pero el pasado año un balance de 22-44 en apenas 66 partidos disputados (43,3% de victorias) nos ha enseñado el progreso de los Nets en la Liga.
En la caza veraniega, terminó de formarse una franquicia nueva. El complemento más importante, Joe Johnson, que iba a necesitar adaptarse al proyecto de los Nets, pero la plantilla terminó equilibrada entre juventud (MarShon Brooks, Mirza Teletovic...), experiencia (Jerry Stackhouse) y calidad (aunque tal vez algo sobrepagados, todo sea dicho). Del cinco inicial (Deron Williams, Joe Johnson, Gerald Wallace, Kris Humphries, Brook López), se reformó por completo el backcourt. El equipo se mudó este verano, y no cabe duda que han sabido cómo se trabaja en estos casos. El nuevo pabellón no deja lugar a dudas, hablamos del impresionante Barclays Center. Y de aquí en adelante, todo ha sido sacar negocio. Los uniformes son más que simples, y el merchandising, supremo. Gorras, camisetas, balones... de todo. Y todo ello en blanco y negro, colores oficiales de los “nuevos Nets”. Brooklyn ha sido un negocio redondo donde todo se ha convertido en una abismal máquina de publicidad. Bajo un lema que incitaba a regresar a las viejas costumbres, los Nets fabricaron equipaciones con un diseño escueto, que se vendieron como churros. Además, siempre está a favor el tirón mediático del dueño de la franquicia (tras Prokhorov), Jay-Z.
En una vorágine de cambios sucediéndose el último año, hemos presenciado el nacimiento de un nuevo equipo que cuenta ante sí con un mundo de posibilidades. Si bien tienen la presión de enfrentarse al año inicial de un ambicioso proyecto, no han tenido miedo, y por el momento demuestran de manera extraordinaria cómo soportan la presión de rendir al más alto nivel deportivo. Han pasado de un balance de 126-268 (32% de victorias) en los últimos 5 años a un 9-4 (69% de victorias, más del doble). Los Brooklyn Nets se han asentado en los primero compases de la Liga como uno de los equipos revelación (tal vez en el que más miradas puestas se tenían), colocándose en la parte más alta de la Conferencia Este desde el primer momento. Si bien aún no se han disputado 20 encuentros, los Nets han dejado una gran presentación en Brooklyn, mejorada todavía más tras la victoria el 26 de noviembre ante los Knicks (a partir de ahora rivales directos) en el Brooklyn Center. De seguir así, nos encontramos ante un nuevo legado baloncestístico en la NBA.

1 comentario:

  1. Hola un gusto saludarle,

    He visto su sitio y es muy atractivo me gustaria intercambiar articulos con su sitio ,estos de calidad y relacionados ala tematica de su web
    ,si es de su interes por favor contacte conmigo para mas detalles .

    Mary,
    webmaster,seosolutions
    Buen dia

    ResponderEliminar