martes, 14 de agosto de 2012

USA - Túnez, JJOO 2012

ESTADOS UNIDOS 110-63 TÚNEZ
La selección más poderosa del mundo contra los actuales campeones de África. Que Túnez tendría imposible sacar una victoria del partido era casi seguro, pero buscaban dar el talle ante sus rivales. Al final, cayeron muy abajo en el marcador, pero consiguieron grandes canastas. ¿Será, pues, una de cal y otra de arena?
En el primer cuarto del partido, Estados Unidos no pudo ejecutar su dominio sobre la cancha, tal y como viene siendo habitual en los últimos encuentros. Túnez aprovechó el comienzo "apagado" de los estadounidenses para soportar la diferencia en contra, sin caer relegados en el marcador. Destacando en los rebotes defensivos, Túnez anotó 15 puntos este período, frente a los 21 de los Estados Unidos (con un 0 de 8 en triples). Con una anotación bastante repartida (máximos anotadores Durant y Bryant, con 4 puntos), Estados Unidos se marchó con sólo 6 puntos de ventaja, tras aprovechar que Túnez agotó dos posesiones completas para terminar con un parcial de 9-0. TUN 15-21 USA.
El segundo cuarto comenzó con un triple de Carmelo Anthony, seguido de un tiro en suspensión de Westbrook. En el segundo período de juego, Túnez observó, nada más empezar, el despertar de los "monstruos" del baloncesto mundial. Estados Unidos comenzó a hacer uso de su potencial para sacar ventaja respecto a Túnez. En los primeros instantes, Túnez se mantuvo cerca de Estados Unidos gracias a una notable ventaja desde los tres puntos respecto a éstos. El gran problema de los tunecinos se concentró, casi en su totalidad (una vez más), en cómo agotaron varias posesiones. En más de una ocasión, el muro defensivo estadounidense, que impedía penetrar a Túnez, provocó que éstos, al agotarse el tiempo de posesión, se jugasen un triple a la desesperada, lo que empeora el porcentaje de triple y, sobre todo, desperdicia una preciada posesión. Ya cerca de terminar el cuarto, Túnez comenzó a ver el resultado de desperdiciar las mencionadas posesiones, con una racha de anotación de Estados Unidos que puso a los tunecinos hasta 16 puntos por detrás en el marcador. Al descanso, los estadounidenses se marcharon con 13 puntos de liderazgo, tras un triple de éstos. El parcial del segundo cuarto (Túnez 18-25 USA) aumentó una sangría de puntos en el marcador que Túnez contuvo gracias a su casi 50% de efectividad en triples (7-15), frente al casi 20% de Estados Unidos, con 2 paupérrimos triples anotados tras 12 intentos.
Ya en la segunda mitad, Mike Krzyzewski decidió comenzar la segunda parte con suplentes como Carmelo Anthony, que no defraudaron. El auténtico mérito de la selección de Túnez fue mantenerse cerca de Estados Unidos en el marcador durante una mitad entera. En la segunda mitad, el partido volvió al cauce habitual de los partidos de Estados Unidos. Jugadores como el propio Anthony (que sin duda está aprovechando su tiempo con la selección), James Harden o Deron Williams aumentaron la diferencia hasta un punto increíble, llegando a presenciar un parcial en el tercer cuarto de 3 a 25. Estados Unidos se colocó con más de 30 puntos de ventaja, cuando Anthony Davis entró sobre la cancha, ya para lucirse, con 3 alley-oop consecutivos. Davis se colocó en la cancha, ya junto a parte del quinteto titular, compartiendo la cancha con jugadores como LeBron James o Chris Paul. El tercer cuarto se resume con una única preocupación para Estados Unidos: el susto que dio Kevin Love, que tuvo que irse al banquillo con dolor en una rodilla, que finalmente se quedó en nada.
El último cuarto comenzó con una ventaja de 38 puntos de Estados Unidos. El «Top Pick» Davis continuó con su buen juego, y James Harden batió los 40 puntos de ventaja encestando un triple. Estados Unidos alternaba a sus jugadores sobre la cancha, mezclando alley-oops de Anthony Davis, triples de Kevin Love, asistencias de Kevin Durant; un intercambio constante de roles que no era sino una muestra de la buena química que hay en el vestuario estadounidense. Estados Unidos se lució en todo tipo de jugadas, y Túnez no dio una respuesta, más apocada, en forma de algunos mates y penetraciones que realmente situaban a algún tunecino en la NBA. Al final, con un marcador que rezaba TUN 63-110 USA, los equipos se han despedido, cada uno hacia su vestuario. Túnez había demostrado que tenía triplistas, jugadores capaces de hacer un mate a los estadounidenses, y nos recordaron que eran los campeones de África.
Estados Unidos ganó por 47 puntos a los Túnez, muy parecido a los 52 puntos de ventaja que obtuvo la selección femenina frente a Angola (también campeonas de África) ycontinúan como favoritos en baloncesto, sin problemas, en lo que apenas ha sido algo más que un paseo sobre la cancha (a partir de la segunda mitad del partido).

No hay comentarios:

Publicar un comentario