jueves, 23 de agosto de 2012

USA - Lituania, JJOO 2012


04/08/12: ESTADOS UNIDOS - LITUANIA
Estados Unidos se enfrentó en su cuarto duelo contra Lituania, un rival mucho más serio que Nigeria. Lituania, una selección histórica en lo que a baloncesto se refiere, con numerosas participaciones en la NBA a lo largo de los años. La selección estadounidense se batió contra un rival de mucho más nivel, en comparación a Túnez o Nigeria. Los más sensacionalistas, que ya se aventuraron a entrar en comparación respecto al «Dream Team» del 92, deben tomar en cuenta que, en el enfrentamiento entre el «USA Team» y Lituania (en semifinales) en aquellos Juegos Olímpicos de Barcelona en 1992, el resultado final fue de USA 127-76, con 51 puntos de diferencia a favor de los estadounidenses.
En el primer cuarto, Lituania cumplió con las previsiones sobre el papel. Le plantó cara a Estados Unidos, y fue digno rival. Con mejor porcentaje en tiros de campo y tiros libres, puso las cosas difíciles a los jugadores norteamericanos, que venían de anotar 156 puntos ante Nigeria.  Estados Unidos apenas ganaba de ocho puntos, 33-25, aprovechando los robos de balón. Entre los problemas de Mike Krzyzewski, las faltas, que volvieron a atacar, cargando a Iguodala con 3 faltas antes de terminar el primer cuarto.
La continuación del partido siguió de igual manera. Lituania mostró estar a la altura de lo que fue históricamente. Los estadounidenses también anotaron triples y penetraciones, pero no fuimos capaces de ver el muro defensivo "made in USA" que había en los últimos partidos. Lituania supo hacer frente al "frontcourt" americano, sacando "2+1", anotando penetraciones y capturando más de un rebote en ataque. Estados Unidos comenzó a flaquear en ataque, pero continuó por delante en el marcador, terminando el cuarto muy ajustado. Con problemas en tiros libres, problemas de faltas y un rival a su altura, Lituania ganó el parcial del segundo cuarto 26-22, marchándose al descanso sólo cuatro puntos por debajo, 51-55. Estados Unidos vio desaparecida su hegemonía. De pronto, parecían más que nunca un equipo de carne y hueso, que se veía en apuros para solventar la situación. Por primera vez en los Juegos Olímpicos de Londres, los norteamericanos eran humanos.
Enseguida, comenzó la segunda mitad del partido: Estados Unidos con su cinco de gala y  Lituania con sus mejores estrellas: Kleiza, Valancuinas... Al poco tiempo, el partido se volvió más realista que nunca; un triple de Jasikevicius puso por delante a Lituania. USA reaccionó con un parcial de 7-0 para volver a situarse por encima en el marcador, pero eso no mejoró las cosas. Estados Unidos se mostró peor que nunca. Mientras que los estadounidenses, de pronto, parecieron olvidarse de cómo encestar, Lituania sacó las garras para acercarse a Estados Unidos canasta tras canasta. Estados Unidos vio cómo los puntos caían en su canasta, mientras que eran ellos, y no Túnez días atrás, quienes agotaban las posesiones. Conforme se acercaba el final del tercer cuarto, Estados Unidos apretó más en defensa, algo que no sirvió en exceso (si acaso como barrera psicológica para Lituania), dado que en los ataques lanzaban -y fallaban- un triple tras otro. Estados Unidos se mostró peor que de costumbre en ataque, para hacer un parcial de 21-23. Terminaron el cuarto ganando de 6, 72-78, frente a unos lituanos imponentes, liderados por Kleiza y Jasikevicius. Como ventaja, Estados Unidos apenzas podía aprovechar los problemas de faltas, que también afectaban a su rival europeo.
Y comenzó el último cuarto, donde todo llegaría a su desenlace final. Estados Unidos estaba entre arenas movedizas. Junto a los problemas en ataque, estaban los problemas en defensa. Lituania volvió a la anotación de tres, y se colocó dos puntos arriba, mientras que los norteamericanos se quedaron sin apenas margen de reacción. Cuando Lituania pugnaba por aumentar la ventaja, Chris Paul rescató momentáneamente al equipo con un triple, pero la situación continuaba al límite. LeBron anotó un triple y, tras venirse arriba y anotar un mate "by LeBron", contagió la reacción a todo el equipo. LeBron James decidió echarse el equipo a sus espaldas a falta de menos de tres minutos, sacando a flote el orgullo estadounidense. Los norteamericanos entraron en el último minuto del partido con 9 puntos de ventaja, que Lituania recortó. Los europeos acortaron la ventaja, liderando el parcial del último cuarto 22-21. El marcador final, un escueto 94-99 a favor de Estados Unidos.
Los pupilos de Mike Krzyzewski sufrieron hasta el último instante para ganar, llegando al extremo opuesto del partido contra Nigeria. Tras salir en las noticias casi como los reyes del mundo, ante Lituania de pronto se convirtieron en un equipo casi mediocre. Estados Unidos ganó sin jugar bien (o, en tal caso, ganó al primer equipo que estuvo a su nivel). Krzyzewski debería tener este partido grabado en vídeo para mostrarlo a sus chicos (y no dudo que así sea), pues las estrellas norteamericanas, que estuvieron a punto de caer desde lo alto, pueden, deben, y les conviene aprender de los errores que han cometido hoy.

No hay comentarios:

Publicar un comentario