martes, 10 de abril de 2012

All-Star Weekend: viernes


"Linsanity", quien finalmente pudo participar en el evento, disfruta de la sesión de práctica con Blake Griffin
El clásico partido de novatos contra jugadores de segundo año dio, en el All-Star Game de 2012, un giro drástico. La NBA tomó la iniciativa y, al más puro estilo "showtime", decidio convertir el evento en un partido mixto, con jugadores de ambas categorías en cada conjunto. Los equipos serían Team Chuck (de Charles Barkley) y Team Shaq (de Shaquille O'Neal), lo que contribuyó a añadir más excentricidad al interés a un encuentro que, finalmente, no defraudó. 
A lo largo de la primera de las dos mitades de 20 minutos, comenzó la tónica dominante por parte del equipo de Charles Barkley (que contaba con un jugador menos tras la lesión de Kahwi Leonard), tras comenzar con un parcial de 8-0 a favor. La ventaja mácima para el Team Chuck fue de 15 puntos, si bien los jugadores de Shaquille O´Neal redujeron la diferencia hasta los 12 tantos de desventaja con los que partían de cara a la segunda mitad.
Pudimos ver en esta primera mitad a un Kyrie Irving que se «enchufó» desde la línea de tres; solo en 20 minutos tenía un 4 de 4 en triples (7 de 8 en tiros de campo). Pudimos ver también a Paul George, DeMarcus Cousins y Evan Turner marcando la diferencia para el equipo de Barkley. Al final, terminaron en período con un 6 de 12 en triples y un 69% de efectividad en tiros de campo.
Por parte del Team Shaq, los que menos jugaron eran los más esperados por el público, pero aún así Jeremy Lin y Landry Fields se ganaron sus minutos sobre el parquet. Con una anotación más repartida en este equipo, el másximo anotador de le primera mitad fue Tristan Thompson (10 puntos) y el máximo reboteador y asistente fue Kemba Walker con 4 rebotes (1 ofensivo, 3 defensivos) y 5 asistencias.
La segunda mitad parecía que iba a ser más de lo mismo cuando el Team Chuck se colocó 21 puntos por delante (94-73) a falta de 16:30 para el final. Fue lo mismo, en parte sí, y en parte no. El parcial de la segunda mitad fue de 68-69 a favor de Team Chuck, por lo que Shaquille consiguió que sus chicos activasen su juego en este segundo período. Sin embargo, los 12 puntos de diferencia acumulados en la primera mitad marcaron finalmente la diferencia, para que Team Chuck ganase el duelo por 146-133.
Al final del partido, los tres jugadores más agresivos en anotación por parte del equipo O´Neal fueron Tristan Thompson (20 puntos), Greg Monroe (19) y Norris Cole (18). Monroe capturó también 10 rebotes, al tiempo de Kemba Wlaker repartió 10 asistencias. Lo mejor del Team Shaq, los 14 balonces robados (más robos, Greg Monroe con 5); lo peor, el 12 de 41 en triples (29% de acierto). El mejor del equipo, personalmente, sería Greg Monroe por sus estadísticas acumuladas (19 puntos, 10 rebotes, 4 asistencias, 5 robos...). El que menos destacó, sin duda, Jeremy Lin, aunque «Linsanity» consiguió un puesto de titular en su equipo.
En el Team Chuck hubo un personaje único, que ha de escribirse con mayúsculas, KYRIE IRVING. El base de los Cavaliers se ganó a pulso el MVP del partido, tras terminar con unos impresionantes 34 puntos (8 de 8 en triples), 3 rebotes, 9 asistencias y 2 robos. Con Kyrie Irving dominando en puntos (seguido de Paul George, con 23) y asistencias (seguido de John Wall, con 8), en los rebotes hubo un empate entre DeMarcus Cousins y Evan Turner con 11 rebotes (ambos consiguieron 3 en ataque y 8 en defensa). Lo mejor del equipo, el 11 de 20 en triples y sus 43 rebotes capturados; lo peor, las 18 pérdidas. El mejor jugador del equipo (tras Kyrie Irving) pudo ser John Wall (17 puntos, 6 rebotes, 8 asistencias...), quien además nos regaló el mejor mate del fin de semana. El que menos brilló, el «2nd pick» del Draft, Derrick Williams, que se quedó en unos paupérrimos 2 puntos, 3 rebotes, 1 asistencia y 1 robo...

No hay comentarios:

Publicar un comentario