viernes, 29 de abril de 2011

Análisis de la temporada: División Pacífico

- Los Angeles Lakers: dificultad de cara al anillo. Phil Jackson lo tiene difícil si quiere conseguir el cuarto “Three Peat” de su carrera como entrenador (sería el segundo con los Lakers), pues el final de temporada ha dejado dudas sobre las posibilidades del conjunto de Hollywood para revalidar el título. A última hora, han conseguido hacerse con la segunda plaza del Oeste, pero son 9 (Lakers incluidos) los conjuntos que superaron esta campaña las 50 victorias. Sus principales rivales en el Oeste serán los Spurs, los Mavericks y los Thunder, y los Heat, Bulls, Celtics o Magic en el Este. A los Lakers se le ponen las cosas difíciles de cara al próximo campeonato, si bien el pasado año tampoco terminaron demasiado bien la temporada regular.
- Phoenix Suns: la vida sin Stat no es tan fácil. Otro caso más de jugador-franquicia que se marcha. Y, de nuevo, el equipo se enfrenta a una dura campaña sin su referente. El el caso de Phoenix, aún se salva que cuenten con jugadores exteriores como Goran Dragic o Steve Nash, además de la adquisición de Vince Carter. Lo que más crudo tienen es la defensa, al valerse de un suplente en el puesto de titular, y es obvio de Gortat no es Stoudemire.
- Golden State Warriors: el equipo mejora, Monta Ellis sigue en lo alto. A los Warriors sí que les vino bien el cambio de entrenador, a pesar de que el perjudicado por la acción fuese Don Nelson (al menos tuvo tiempo de batir el récord de victorias desde el banquillo). El conjunto de Oakland se hizo con piezas como Louis Admunson antes del comienzo de la temporada, a pesar de que el jugador que más valía obtuvo para Golden State fue Monta Ellis. El jugador continúa logrando impresionantes cifras, propias de un “All-Star”. Los Warriors se quedaron cerca del 50 % de victorias en su balance personal, pero podrían dar más de sí el próximo año.
- Los Angeles Clippers: saliendo a flote. Los Clippers comenzaron la temporada como tantas otras en su, francamente, paupérrima historia deportiva, cuando contaban con Blake Griffin y Eric Gordon. El primero se estrena en la NBA, mientras que el segundo destacó en el Mundial de Turquía de 2010. Entre ellos radica el peso del plantel, además del novato Eric Bledsoe o las adquisiones del traspaso de Baron Davis; Jamario Moon y Mo Williams. Vinnie Del Negro no ha conseguido terminar todo lo que hubiera debido hacer, pero los Clippers se han librado de la última plaza de la División Atlántica por los Kings, y de la Conferencia por los Wolves, además de los anteriores.
- Sacramento Kings: el proyecto no avanza. A pesar de contar con el “Rookie” del pasado año (Tyreke Evans) y uno de los mejores de este año (DeMarcus Cousins), los Kings no son capaces de sacar adelante el proceso de reconstrucción que necesitan. El pasado verano se hicieron con una pieza de calidad como Samuel Dalembert, y en este “trade deadline” consiguieron a Marquis Daniels. A cambio, se han desprendido de varias rondas que, esperemos, no vuelvan a tener que necesitar en el futuro. Daniels será una opción interesante cuando pueda volver a la cancha.

Análisis de la temporada: División Suroeste

- San Antonio Spurs: ¿De vuelta a las andadas? Los San Antonio Spurs han dado un giro a esta temporada, salientando como líderes de la NBA hasta el último suspiro de la temporada. Se han basado en una unidad y no en individualismos para llegar a donde estan. A pesar de que las figuras más influyentes sean Duncan, Parker y Ginóbili, cuentan también con otros jugadores de calidad, como es el ejemplo de DeJuan Blair o Matt Boner. En los últimos compases, fueron superados en el balance de temporada regular por los Chicago Bulls, pero continuaron líderes indiscutibles del Oeste. Ahora es momento de recordar que, entre el “three-peat” de los Lakers o los anillos de Miami y Boston, San Antonio siempre ha estado ahí. ¿Volverán a repetir la hazaña?
- Dallas Mavericks: por el buen camino. El equipo de Mark Cuban sigue metiéndose en la postemporada, a pesar de que Spurs y Lakers le robasen las primeras posiciones. Los ya habituales Dirk Nowitzki y Jason Kidd siguen siendo la apuesta fuerte del equipo y, a pesar de que los años comienzan a pasar factura para este último, ambos siguen proporcionando mucho juego de calidad sobre la cancha.
- New Orleans Hornets: como la espuma. Los Hornets fueron la primera gran sorpresa de la temporada. Con los problemas económicos que habían hecho intervenir a la NBA, nadie se esperaba que los Hornets comenzaran tan bien esta campaña, pero así ha sido. No obstante, ha sido imposible evitar el impacto económico en lo deportivo, y el conjunto de Chris Paul ha ido de más a menos, hasta el punto de quedar octavos. Se verán las caras con un rival difícil, como son los San Antonio Spurs.
- Memphis Grizzlies: objetivo cumplido. A principio de temporada el equipo tenía como meta alcanzar los “Playoffs”, pues se veían capaces de conseguirlos, como lo expresó el propio Rudy Gay. Lo han conseguido. Con jugadores como Marc Gasol y Zach Randolph de interiores, o la reciente adquisición de Shane Battier a cambio de un “lastre” como Hasheem Tabeeth, han conseguido importancia en la Conferencia Oeste. Pau y Marc serán rivales, pues los Grizzlies son rivales de los Spurs. Un duelo difícil, que puede dar de qué hablar.
- Houston Rockets: buena temporada, pero se sitúan en el limbo. Los Rockets han conseguido una gran temporada, logrando un balance de 43 victorias y 39 derrotas (56,10% de victorias), pero no han conseguido la octava plaza del Oeste. Los pupilos de Rick Adelman están ahora sin rumbo, pues Yao Ming será agente libre el próximo verano. Además, han sacado en traspasos a Aaron Brooks y Shane Battier. Ahora cuentan con la decepción del Draft de 2009; la segunda posición, Hasheem Tabeeth. Hay muchos cabos sueltos en la franquicia de Texas de cara al verano, a pesar de no clasificarse de cara a la eliminatoria.

miércoles, 20 de abril de 2011

Análisis de la temporada: Dvisión Noroeste

- Oklahoma City Thunder: más y mejor. En el blog ya se ha escrito sobre los Thunder. Qué decir que no esté plasmado en la entrada «Oklahoma City: jóvenes héroes». Las adquisiciones más recientes (Kendrick Perkins y Nate Robinson) dan a OKC una mejor defensa, más capacidad triplista y experiencia ante equipos grandes, con el campeonato de Perkins. Los Thunder ya tienen calidad de sobra con Durant, Westbrook, Ibaka... que ahora refuerzan de la mejor manera posible.
- Denver Nuggets: independencia y saber estar. Los Nuggets consiguieron, como principal tema de conversación, librarse de su calvario personal, el último año de contrato para Carmelo Anthony, que saldría este verano como agente libre. El jugador fue traspasado desde Colorado hasta Nueva York con su compañero Chauncey Billups, junto a Amar´e Stoudemire, para formar un consistente “Big Three” que consiguiese llevar lejos a los aficionados de los Knicks.
- Portland Trail Blazers: Oden sigue igual. Greg Oden ha pasado una nueva temporada en blanco. Aún no ha jugado 100 partidos desde que llegó a la Liga como la primera elección de 2007, cosa que desanima en gran medida a los fans de Oregón y lastra al equipo. Al percance de Oden, hay que sumarle la baja sufrida por Brandon Roy mediada la temporada, que le permitió un cambio de rol a Rudy Fernandez, quien jugó más minutos durante la ausencia. En febrero llegó además otro “All-Star”. Desde Carolina del Norte, los Blazers recibieron a Gerald Wallace, un jugador bajo pero con gran capacidad reboteadora, que también demostró sus aptitudes para el mate. De momento, LaMarcus Aldridge se proclama como una de las estrellas del equipo, que llega a unos “Playoffs” con cansancio, pero esperanza.
- Utah Jazz: temporada basura. Los de Salt Lake City han tirado la casa por la ventana. Tensas negociaciones provocaron la dimisión del histórico técnico Jerry Sloan, que poco después desencadenaron un traspaso de Deron Williams. Antes de la temporada habían conseguido reforzar la marcha de Carlos Boozer con Al Jefferson, pero eso no sirve de nada cuando un equipo sin el “playmaker” que dirige el juego está a cargo de Tyrone Corbin (a pesar de su calidad como asistente, un salto repentino a la tituaridad afecta al equipo). Los Jazz aún podrían evitar algo peor buscando piezas este verano y entrenando duro para la próxima temporada.
- Minnesota Timberwolves: Kevin Love sube, su equipo baja. Los Minnesota Timberwolves no han conseguido salir adelante tras la mala temporada pasada, donde quedaron penúltimos de la Liga (tras los Nets). Este año quedaron últimos de la NBA (por detrás de los Cavaliers), con 17 victorias y 65 derrotas. Por otro lado, Kevin Love no deja de demostrar al público del baloncesto su calidad sobre la pista. Este año ha emulado a Moses Malone, consiguiendo más de 60 dobles-dobles consecutivos, haciéndose un puesto entre los mejores jugadores defensivos del año (posiblemente esté en dicho quinteto).

Análisis de la temporada: Dvisión Sureste

- Miami Heat: mirando de cara a los “Playoffs”. Fueron los que más difícil lo tuvieron esta temporada. Desde el principio fueron cuestionados, por la unión de los “SuperFriends” en busca del anillo. A continuación, las críticas atacaron su falta de victorias ante los equipos grandes. La parte más difícil de sobrellevar fue el revuelo que salpicó todo el mundo baloncestístico cuando Erik Spoelstra declaró que tras la derrota sufrida en casa ante los Bulls por 87-86, había jugadores de Miami llorando en el vestuario. A fin de cuentas, los de Florida han conseguido clasificarse en el tercer puesto del Este, por detrás de Boston y Chicago. Ahora les tocará medirse en postemporada, algo que aún no han hecho en conjunto.
- Orlando Magic: menos victorias no es menos calidad. En eso hay que pensar al ver el porcentaje de victorias de los Magic (63,41%). Han ganado menos partidos que en los dos últimos años, pero no son peores. Dwight Howard ha ampliado su capacidad de juego, obteniendo libertad de movimiento de cara al poste (con reversos, por ejemplo) que ya no le obligan a finalizar las jugadas con un mate; además, continúa taponando y capturando rebotes. Jameer Nelson también está en forma, como demostró con un “buzzer beater” en uno de los últimos encuentros de temporada. Además, han añadido grandes piezas en uno de los traspasos de invierno. Arenas, Richardson, Clark... a cambio de Gortat y Carter. Siguen dando guerra, aún con Miami al lado.
- Atlanta Hawks: Continuación del proyecto. Los Hawks se han sabido mantener en la Conferencia Este, pese a que numerosos equipos se han reforzado. Los halcones del estado de Georgia siguen muy vivos, a pesar de que Joe Johnson parece no estar dando lo que se esperaba de el (o de su salario), y Bibby ha sido traspasado hasta las soleadas costas de Miami, donde compertirá vestuario con su cuñado (Eddie House). Parecen continuar formidables y, a pesar de parecer algo más débiles, continúan en la senda de las victorias.
- Charlotte Bobcats: ligero paso atrás. El joven equipo de Carolina del Norte había conseguido entrar en la postemporada la pasada campaña, y a pesar de haber sido eliminados en primera ronda por los Orlando Magic, el conjunto rebosaba esperanza. Este año no se puede decir que hayan sido decepcionantes, pero no han dado ninguna alegría a sus fans. No han sido capaces de desenvolver su juego para conseguir un balance victorias-derrotas positivo, y no han ayudado mucho la salida de Larry Brown de los banquillos, así como el traspaso de Gerald Wallace. Siendo justos, el equipo aprueba, pero no ha demostrado habilidades para obtener una buena nota. En lo que a futuro respecta, son aún muy jóvenes, y les queda tiempo por delante para mejorar.
- Washington Wizards: sin opciones. Los Wizards no tienen nada que hacer. Cuentan con la primera elección del último Draft, John Wall; con el chino Yi Yianliang y con un entrenador como Flip Saunders. Sin embargo, no consiguen salir del hoyo en el que se encuentran. Mediada la temporada añadieron al plantel a Mike Bibby, pero pronto firmaron una rescisión de contrato (posiblemente, para dejar el puesto de base titular disponible a Wall). Momentáneamente, el traspasado Rashard Lewis no ha podido brillar como en Orlando. Los Wizards están lejos del prototipo que deberían ser, y puede que necesiten algo de tiempo para cambiar el sentido de las cosas.

Análisis de la temporada: Dvisión Central

- Chicago Bulls: la mejor versión del equipo. El conjunto de Tom Thibbodeau se ha mostrado mucho mejor de lo que fue en su tiempo el de Vinnie Del Negro. Esta campaña ha supuesto la explosión definitiva de Derrick Rose como jugador, tanto propio como de equipo, llevándolo a su segundo Partido de las Estrellas y postulándolo como candidato al MVP. La llegada de Carlos Boozer desata victorias, así como los ya habituales Luol Deng y Joaquim Noah, que han dado un paso más allá en su calidad. Un equipo loado por haber alcanzado el podio en el Este (y en toda la Liga, por encima de los Spurs), llegando a sus mejores tiempos desde la época de Jordan (que ya son palabras mayores). Han dado mucho de sí en un período muy corto de tiempo, pero tiene pinta de que se mantendrán entre los mejores durante más tiempo.
- Indiana Pacers: escalada digna. El equipo de Indianápolis ha logrado lo impensable, dar la vuelta a su balance para quedar en la octava posición de la Conferencia Este. Danny Granger parece no estar solo en el equipo, pues cuenta con compañeros de la talla de Darrren Collison, Roy Hibbert o Tyler Hansbrough, muy jóvenes pero con mucha calidad. Los Pacers por fin han sabido dar la vuelta a la temporada dignamente, tras la retirada de Reggie Miller.
- Milwaukee Bucks: lo peor, las lesiones. La última temporada para los Bucks ha vuelto a estar entrecortada con lesiones, que han visto mermada la capacidad de sus jugadores, o anulado directamente (como con la conmoción cerebral de Carlos Delfino). Sin embargo, la unidad como equipo de Milwaukee parece haber sido la clave para que los resultados no diesen un estremecedor giro en Wisconsin. Los Bucks quieren llegar más lejos que el pasado año, y saben que podrán conseguirlo si se lo proponen, mismo el próximo año.
- Detroit Pistons: todo parece igual. Quizás en Michigan el Palace de Auburn Hills podría ser un sitio que cambiase con la llegada del nuevo jugador, Tracy McGrady, pero las cosas no han salido como se esperaba. El conjunto parece seguir en la misma rienda de las últimas temporadas, a pesar de haber fichado a Villanueva y Gordon, entre otros. Cuentan con buenos jugadores, pero todavía no pueden situarse en la postemporada. Se puede ver un cambio de cara al futuro en la franquicia, pero aun hay dudas al respecto de la duración que hará falta para poder ver de nuevo a los Pistons en “Playoffs”.
- Cleveland Cavaliers: en reconstrucción. Poco se puede decir de los Cavs esta temporada. Los Cavaliers no han demostrado ser capaces de vivir, de momento, sin LeBron. Dan Gilbert se mostró descortés tras el cambio de equipo de James, y las diversas transacciones del conjunto no han ayudado. El futuro en Ohio continúa siendo negro, aunque ya se piensa en el Draft, donde pueden conseguir la primera posición. Puede que Baron Davis cambie ligeramente el destino de los Cavs, pero pasará mucho tiempo hasta que puedan volver a “Playoffs”. El final de temporada, con varias victorias en el mes de abril y alguna sorpresa en meses anteriores (Miami, Lakers...) son de los pocos grandes momentos felices para los aficionados del equipo.

martes, 19 de abril de 2011

Jason Williams, ¿nos dice adiós o hasta luego?

'White Chocolate', Jason Williams, se despide por segunda vez del baloncesto profesional, tras anunciar su retirada. Esto ya lo habíamos visto anteriormente, cuando lo mencionó poco después de firmar con los Clippers. Ahora, tras 12 temporadas en la NBA, la 7ª elección del Draft de 1998 nos dice adiós de entre las filas d los Memphis Grizzlies, equipo en el que militó anteriormente.
Atrás quedan temporadas como la 2001-02, en la que promedió 14,8 puntos y 8 asistencias por partido luciendo la elástica de Memphis, pues el último tramos de temporada con la franquicia de Tennessee (tras pasar también por Orlando), apenas conseguía 1,9 puntos y 2,5 asistencias en poco más de 11 minutos por noche.
De esta forma, nos despedimos de un grandísimo jugador. A Jason Williams le decimos adiós, pero ¿Qué nos dice él, adiós o hasta luego? Aún queda tiempo para saber lo que nos depara el jugador...

Rick Adelman, despedido

El técnico ya no trabaja para los Rockets. Hasta ahí, un hecho. La speculación comienza al replantarse la situación del equipo. Adelman y sus Rockets no han podido pasar a los 'Playoffs' esta temporada, a pesar de cosechar con el equipo de la ciudad tejana un porcentaje de victorias superior al 50 % (con un balance de 43 victorias y 39 derrotas). La lesión, una vez más, del pívot chino Yao Ming pudo haber contribuido, así como el hecho de haber traspasado a Shane Battier o Aaron Brooks (Adelman tuvo problemas con este último).
Sea como sea, el entrenador se apunta ahora a una lista en la que figuran Larry Brown, Jim O'Brien o Jerry Sloan. En la NBA, se podrían contar con facilidad los entreadores que reciben un trato superior al que su puesto entraña. Rick Adelman comenzó a entrenar a los Rockets en el año 2007, y llevaba dos temporadas sin clasificarse entre los 8 mejores del Oeste. ¿Encontrará trabajo en otro equipo, o acompañará en profesión a Jeff Van Gundy?

sábado, 16 de abril de 2011

Conclusiones de la temporada, div. Atlántica

- Boston Celtics: suma y sigue. Boston es una franquicia con mucha historia, y experiencia. A pesar de contar con veteranos que, pausadamente, comienzan a bajar sus estadísticas, los verdes siguen en alza, a cabeza del Este junto a Chicago. Pierce y Allen no tuvieron suerte en el Concurso de Triples, pero “Ray-Ray” ha batido el récord de canastas logradas desde larga distancia. Aún queda el proceso de adaptación de los nuevos jugadores, y ver si terminará o no siendo una buena elección el traspaso de Nate Robinson y Kendrick Perkins. Tienen mucho futuro con jóvenes como Rajon Rondo o Glen Davis.

- New York Knicks: camino hacia la gloria. Los Knicks comenzaron la temporada con Stat, que ya les garantizaba, a priori, una mejora. Sin embargo, la adición a la plantilla de Chauncey Billups y Carmelo Anthony han conseguido dar una vuelta de tuerca al proyecto de la Gran Manzana, consiguiendo que los Knicks entren en 'Playoffs'. Aún no han dado lo mejor de sí Melo y Stoudemire juntos...

- Philadelphia 76ers: salvando posiciones. Philadelphia ha visto cómo se situaba entre los 8 mejores del Este con un 50 % de victorias tras cambiar de entrenador el pasado año. Los 76ers se aventuraron a un proceso de reconstrucción peligroso, al envíar a Sacramento a Dalembert, pero han conseguido superar el bache de la pasada campaña.

- New Jersey Nets: reconstrucción obligada. Los Nets han vuelto a hacer un desastroso año, aunque no tanto como el anterior. Sin embargo, las dos cosas más positivas que le pueden haber ocurrido a los de Newark son ganar los dos primeros partidos de la historia en Europa y conseguir al base Deron Williams, además de su pronta mudanza a Brooklyn (cada vez más cerca). Es sólo cuestión de tiempo para que los Nets remonten sus malos resultados.

- Toronto Raptors: la dura vida sin Bosh. La marcha de su estrella ha dejado a los Raps bien tocados para esta campaña, por lo que el mal balance del años así lo acusa. Bargnani ha pasado a ser el jugador más importante, y el equipo disputó dos partidos en Europa, el segundo con tres prórrogas. Los Raptors necesitan un cambio inminente para salir a flote cuanto antes tras el abandono de Bosh.

martes, 5 de abril de 2011

Oklahoma City, jóvenes héroes

Los Thunder son uno de los equipos más mencionados. Eso podría ser algo normal, de no ser porque hace 4 años, la franquicia no existía. No es del todo cierto, pues constancia había, pero a miles de kilómetros, en el nórdico estado de Washington, eran los Seattle SuperSonics. Los Sonics eran historia viva. Una franquicia con casi tanta antigüedad como Magic y Heat juntos, y por donde pasaron estrellas de la talla de Gary Payton o Shawn Kemp. Un equipo que ganó el anillo en 1979. De allí salieron grandes jugadores (Ray Allen, por ejemplo), que labraron parte de su carrera profesional en Seattle. Sin embargo, no corrían tiempos agradables en el KeyArena, y al conjunto le costaba salir adelante en la Conferencia Oeste... Fue entonces cuando se marcharon.
En el 2008 la ciudad de Seattle quedó huérfana en el baloncesto con la mudanza del equipo a Oklahoma City. La primera temporada fue, como no, difícil. Verte en una cancha completamente diferente, con gente esperando a que hagas algo para sorprenderles... Y en el primer año, Oklahoma (tanto ciudad como estado) se quedaron con un mal sabor de boca. Los nuevos Thunder eran jóvenes e inexpertos, y llegó a apuntar a peor equipo del año, librándose del "galardón" por bien poco, y es que el balance al finalizar la 'regular season' era de 23 victorias y 59 derrotas. Un resultado que les costó la aparición en publicaciones, las cuales rezaban cosas del tipo "peleando por ser los peores". No querían ser vistos así, y la única solución era cambiar las cosas, dar la vuelta a la tortilla... Y vaya si lo lograron.
Comenzaron por un intenso movimiento en los banquillos, que terminó por hacer de filtro. La plantilla final se confeccionó con jugadores como la tercera elección del Draft de 2009, James Harden; Kevin Durant, o gente joven con amplio margen de mejora, como Jeff Green o Serge Ibaka. Posteriormente, la campaña 2009-10 se abrió con un pistoletazo de salida. y los Thunder tuvieron la ocasión de mostrarle al mundo entero qué habían hecho en sólo un verano. Sin embargo, sorprendió a muchos el salto de calidad que había dado la franquicia, capaz de ganar (o poner las cosas díficiles) a cualesquiera de los grandes conjuntos de la Liga.
Finalmente, tras 82 partidos, se supo el resultado: 50 victorias y 32 derrotas, Scott Brooks seleccionado "Entrenador del Año" y Kevin Durant al 'All-Star Game', además de culminar como máximo anotador de la Liga. Terminaron entrando en los 'Playoffs' en la octava plaza (con uno de los mejores balances de la historia de la Liga que han quedado octavos). Lucharon durante 6 encuentros contra los Lakers, poniéndolos en la duda ante la posibilidad de un "back to back" en la mente de algún aficionado. El 4-2 los sentenció, pero ahora es distinto. Se habían ganado no sólo al pabellón, sino también a los analistas. Liderados por Durant, eran jóvenes ambiciosos con ganas de decir "aquí estamos".
Este año demuestran haberse afianzado como unidad. Continúan ganando encuentros y aspirando a una plaza de 'Playoffs'. Hoy por hoy, superan el 60 % de victorias, acercándose cada vez a las grandes franquicias que lideran la conferencia. En una temporada (a cierre de edición, con 76 encuentros disputados), ganar 50 enfrentamientos directos está genial.. Además, Scott Brooks parece haber roto la maldición del "Entrenador Del Año". En Oklahoma City están realmente orgullosos de su equipo, los Thunder porque ahora, más que nunca, son jóvenes héroes del baloncesto NBA y de todo el mundo.
Fotografía: The Recliner GM