jueves, 21 de julio de 2011

Bill Russell, un jugador de leyenda


La NBA nos otorga algunas veces con jugadores únicos, que labran un sueño en la mente de los seguidores del baloncesto, y que cambian la historia de este deporte para siempre. Uno de ellos es Bill Russell. Apodado como «El señor de los anillos»...
Nacido en Monroe (Louisiana), se mudó con su familia a Oakland debido a la tensión racista de por aquel entonces. Russell no destacó especialmente de niño en el baloncesto, pero cosechó algunos logros en aquella etapa.
Posteriormente, ejerció su periplo universitario en la Universidad de San Francisco. Llevó a su universidad a dos títulos universitarios consecutivos (1955, 1956), promediando 20,7 puntos y 20,3 rebotes a lo largo de sus 79 partidos como universitario. Junto a ello, participó también como atleta consiguiendo grandes logros, y como capitán de la selección norteamericana de baloncesto, que logró la medalla de oro en las Olimpiadas de Melbourne de 1956
Antes de su presentación al Draft de la NBA, Abe Saperstein hizo a su entrenador una oferta formal para jugar en los Harlem Globetrotters, pero el hecho de no relacionarse directamente con el jugador molestó a Russell, que lo rechazó. Hubiéramos podido ver a un dúo de hombres altos, junto a Wilt Chamberlain, que podría incluso resultar el mejor de todos los tiempos...
Fue escogido en la segunda posición del Draft de 1956, por detrás de Maurice Stokes, y lo escogieron los St. Louis Hawks. Pero Red Auerbach, con su ojo de halcón, lo atrajo hacia la franquicia de Boston a cambio de Ed Macauley (6 veces All-Star) y Cliff Hagan.
Durante su primer año, no pudo jugar hasta el mes de diciembre (por su compromiso con la selección), pero los 48 partidos jugados en la campaña 56-57 fueron suficientes para conseguir unos magníficos 14,7 puntos y 19,6 rebotes de media. Aquel año, los Celtics llegaron a las Finales tras un balance de 44-28 en temporada regular. En su primer partido de Playoffs, logró 16 puntos y 31 rebotes (y, sin ser oficial, 7 tapones) frente a los Syracuse National (posteriormente Philadelphia 76ers), por aquel entonces liderados de la mano de Dolph Schayes. Terminaron posteriormente las Finales con una victoria de 125-123 en la prórroga contra los Hawks, llegando a ella tras un tapón a la carrera, de Russell, cuando restaba menos de 1 minuto de partido y St. Louis jugaba para ponerse por delante.
En la campaña 1957-58, consiguió el MVP de la temporada con un promedio de 17 puntos y 23 rebotes (siendo, curiosamente, elegido en el segundo mejor quinteto en lugar del primero). Los Celtics perdieron las Finales ante sus últimos rivales, los Hawks, en 6 partidos (con Russell lesionado a mitad de las series). Sería una de las poquísimas vecesque caía eliminado en toda su vida.
Tras el campeonato de 1959 frente a los Lakers, en 1960 comenzó la lucha de Russell contra el por entonces novato Wilt Chamberlain, donde sus Warriors dieron trabajo a los Celtics para llegar a las Finales. Allí, ganaron a los Hawks en 7 partidos. Al año siguiente, el escenario en la ronda final de las eliminatorias volvió a repetirse y, un año más, los Hawks terminaron mordiendo el polvo (esta vez por 4-1).
Un año más tarde en la temporada 1961-62, Russell obtuvo un nuevo MVP con 18,9 puntos y 23,6 rebotes de media. Tras él, un sorprendente Chamberlain había promediado 50 puntos por partido, alcanzando la centena en una sola noche. Ese año derrotaron a los Lakers en las Finales, con 30 puntos de Russell en el duelo decisivo.
En la competición de 1962-63, se Bill Russell se alzó con el premio de MVP de la temporada (16,8 puntos y 23,6 rebotes) y MVP del All-Star Game (19 puntos y 24 rebotes), para terminar colocándose un anillo más, nuevamente, con los Lakers como oponentes. Fue también seleccionado para el mejor quinteto de la temporada.
En 1964, no pudo conseguir los galardones individuales acumulados anteriormente, siendo «sólo» seleccionado en el segundo mejor quinteto. Lideró a la Liga en rebotes, estableciendo un promedio de 24,7 capturas (además de sus 15 puntos de cara al aro). Se enfundó ese año su séptimo anillo.
Los dos años siguientes, los Celtics ganaron dos títulos frente a los Lakers, equipo que dominaba la costa oeste, más aún desde la marcha de Chamberlain a los Philadelphia 76ers. Consiguió su quinto y último MVP en 1965, fue escogido, como dos años antes, para el mejor quinteto de la NBA.
Sin embargo, todo dio un pequeño giro en 1967, cuando Red Auerbach decidió retirarse, dejando al mando a Russell, que pasó a ser jugador-entrenador. Ese año, los Celtics rompieron su dinastía, la mayor de la historia, tras conseguir ocho campeonatos consecutivos. En un año de transición sin Auerbach, fueron eliminados por los 76ers que, comandados por un excelente Chamberlain dentro de la pista y un Alex Hannum (que había vencido a los “verdes” durante su etapa en los Hawks).
En los dos años posteriores, Russell aún tuvo la oportunidad de alzarse con dos títulos de campeón (completando los 11) ante los Lakers. Cuando Bill Russell se retiró del baloncesto, el balance de los Celtics disminuyó en tal cantidad que fueron incapaces de llegar a los Playoffs. Con su retirada, se forjó la mayor dinastía del baloncesto, y con ella la historia de los Celtics subió al olimpo de los dioses. Los Lakers podrían haber sido los artífices de la dinastía, de no ser por la franquicia de Massachusetts, creando la histórica relación de archienemigos que ha perdurado hasta las últimas Finales entre ambos, disputadas en 2010.
Bill Russell es, hoy en día, el ejemplo de baloncesto posiblemente más apreciado del mundo. De acuerdo con esto cada año, cuando las Finales de la NBA llegan a su fin, ahí está él, sonriendo, dispuesto a entregar el galardón de MVP de las Finales.
Fuente: Wikipedia

3 comentarios:

  1. El verdadero señor de los anillos, lo sentimos Tolkien.

    ResponderEliminar
  2. Hola,

    Primero te queria felicitar por elblog! es buenisimo, lo leo hace mucho tiempo! mi nombre es martin y tengo un blog de noticias de deportes. se llama www.verendirecto.com

    Queres intercambiar enlaces? te pongo en mis webs recomendadas. me ayudaria mucho. mi mail es verendirecto@gmail.com

    bueno muchas gracias
    un saludo
    Martin

    ResponderEliminar
  3. @JMD2
    Por algo seganó un puesto entre los 5 mejores jugadores de la historia. Aunque la competitividad, posiblemente, creciese con el paso del tiempo, fue por aquel entonces, y por gente como él, por lo que se formó
    Saludos!!!

    ResponderEliminar