viernes, 27 de mayo de 2011

Finales con historia, ¿qué pasará ahora?

Ya estamos, en un abrir y cerrar de ojos, en las Finales de la NBA, que enfrentan a Mavericks y Heat. Unas Finales que entrañan una imponente historia a corto plazo, pues ambos conjuntos sufrieron en 2006 las consecuencias de un cara a cara en la fase final.
Era en el ya lejano 2006 cuando Nowitzki alcanzaba su máximo logro personal: meterse en unas Finales NBA, que le abrían la puerta a su primer anillo. 26,6 puntos y 9 rebotes de media en su temporada regular le coronaron a él y a su equipo lejos en la postemporada, junto a Josh Howard y Jason Terry. En primera ronda, ante Memphis no dio opción. Continuaron su paso a las Finales del Oeste tras ganar a los Spurs (campeones de conferencia) en 7 partidos. Después del primero, en el último escalón de su costa le tocó medirse ante los Suns de Nash, el MVP. Vencieron por 4-2 a los segundos del Oeste, abriendo su vista a la final de la mejor liga del mundo. Sin embargo, también analizaron a su difícil contendiente; los Heat de Shaq, "Flash" Wade, de Udonis Haslem y de "Chocolate Blanco" Williams. En conjunto, tras el despido de Stan Van Gundy y con Pat Riley al mando de todo, el conjunto adquirió consistencia. Llegaron a las Finales tras vencer por 4-2 a Chicago, 4-1 a los Nets y 4-2 a los Pistons, que habían alzado el pasado año el título de campeones.
En las Finales, Dallas se impuso desde el comienzo. 90-80 en el primer partido y 99-85 en el segundo, ambos disputados en Dallas. Sin embargo, Pat Riley sabía lo que era anteponerse a las adversidades, y supo, una vez más, darle la vuelta a la tortilla sin quemarse. Tres victorias en casa decantaron la serie a su favor, para terminar con la guinda del pastel en el propio pabellón de los Mavs. Los Mavericks pasaron de tener una ventaja en la serie a caer en un suspiro, por la mínima. Un final arrebatador para el equipo, que vio cómo se le escapaba de las manos el sueño más preciado de un jugador de baloncesto.
Ahora, un lustro más tarde, vuelve a repetirse la situación. Miami cuenta con ventaja de campo y son los favoritos para salir airosos en la pugna. Por otra parte, fue Dallas quien dio la campanada a los campeones esta vez, además de vencer a unos férreos Blazers y Thunder. Miami cuenta con Wade, pero añade a su cuenta particular Bosh y James (por otra parte, falta Shaquille). Ni James ni Bosh ganaron nunca un campeonato, y no quieren seguir con las manos vacías, lógicamente...
Pero también hay que pensar en Dallas, pues están sedientos desde hace muchos, muchos años. Nowitzki ya se ha consagrado en la NBA en todo... menos en un anillo. Terry tampoco lo pudo ganar. Todo eso queda patente en cómo vapulearon a los Lakers en Semifinales de Conferencia, tras anotar, en el último partido, 11 triples en los 2 primeros cuartos.
Espero no equivocarme, pues pienso que aquí va haber una magnífica lucha con la que hipnotizar a los aficionados del buen baloncesto, de la que obtendremos imágenes únicas...

2 comentarios:

  1. Ganaràn como se espera que suceda , los de Miami , sueño que tiene Lebron y que fue la razón por la que se largo de los Cleveland . aunque ojala me equivoque ya que Dirk Nowitzki se lo merece mas ya sea por veteranìa o por su esplendida ascensión en éstas play-offs.

    ResponderEliminar
  2. @Anónimo
    En estas Finales no hay un favorito de cara al anillo. Es como comenté antariormente; LeBron está rindiendo a las mil maravillas en esta postemporada, al igual que Wade (y Bosh), pero Dirk está jugándose un todo o nada. Podría ser la última oportunidad de ganar un campeonato de la NBA. Estoy seguro de que él lo sabe, y quiere aprovechar esta segunda oportunidad que tiene ante Miami para consagrar su carrera...
    Saludos!

    ResponderEliminar