miércoles, 20 de abril de 2011

Análisis de la temporada: Dvisión Sureste

- Miami Heat: mirando de cara a los “Playoffs”. Fueron los que más difícil lo tuvieron esta temporada. Desde el principio fueron cuestionados, por la unión de los “SuperFriends” en busca del anillo. A continuación, las críticas atacaron su falta de victorias ante los equipos grandes. La parte más difícil de sobrellevar fue el revuelo que salpicó todo el mundo baloncestístico cuando Erik Spoelstra declaró que tras la derrota sufrida en casa ante los Bulls por 87-86, había jugadores de Miami llorando en el vestuario. A fin de cuentas, los de Florida han conseguido clasificarse en el tercer puesto del Este, por detrás de Boston y Chicago. Ahora les tocará medirse en postemporada, algo que aún no han hecho en conjunto.
- Orlando Magic: menos victorias no es menos calidad. En eso hay que pensar al ver el porcentaje de victorias de los Magic (63,41%). Han ganado menos partidos que en los dos últimos años, pero no son peores. Dwight Howard ha ampliado su capacidad de juego, obteniendo libertad de movimiento de cara al poste (con reversos, por ejemplo) que ya no le obligan a finalizar las jugadas con un mate; además, continúa taponando y capturando rebotes. Jameer Nelson también está en forma, como demostró con un “buzzer beater” en uno de los últimos encuentros de temporada. Además, han añadido grandes piezas en uno de los traspasos de invierno. Arenas, Richardson, Clark... a cambio de Gortat y Carter. Siguen dando guerra, aún con Miami al lado.
- Atlanta Hawks: Continuación del proyecto. Los Hawks se han sabido mantener en la Conferencia Este, pese a que numerosos equipos se han reforzado. Los halcones del estado de Georgia siguen muy vivos, a pesar de que Joe Johnson parece no estar dando lo que se esperaba de el (o de su salario), y Bibby ha sido traspasado hasta las soleadas costas de Miami, donde compertirá vestuario con su cuñado (Eddie House). Parecen continuar formidables y, a pesar de parecer algo más débiles, continúan en la senda de las victorias.
- Charlotte Bobcats: ligero paso atrás. El joven equipo de Carolina del Norte había conseguido entrar en la postemporada la pasada campaña, y a pesar de haber sido eliminados en primera ronda por los Orlando Magic, el conjunto rebosaba esperanza. Este año no se puede decir que hayan sido decepcionantes, pero no han dado ninguna alegría a sus fans. No han sido capaces de desenvolver su juego para conseguir un balance victorias-derrotas positivo, y no han ayudado mucho la salida de Larry Brown de los banquillos, así como el traspaso de Gerald Wallace. Siendo justos, el equipo aprueba, pero no ha demostrado habilidades para obtener una buena nota. En lo que a futuro respecta, son aún muy jóvenes, y les queda tiempo por delante para mejorar.
- Washington Wizards: sin opciones. Los Wizards no tienen nada que hacer. Cuentan con la primera elección del último Draft, John Wall; con el chino Yi Yianliang y con un entrenador como Flip Saunders. Sin embargo, no consiguen salir del hoyo en el que se encuentran. Mediada la temporada añadieron al plantel a Mike Bibby, pero pronto firmaron una rescisión de contrato (posiblemente, para dejar el puesto de base titular disponible a Wall). Momentáneamente, el traspasado Rashard Lewis no ha podido brillar como en Orlando. Los Wizards están lejos del prototipo que deberían ser, y puede que necesiten algo de tiempo para cambiar el sentido de las cosas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario