domingo, 19 de septiembre de 2010

Iverson, historia de un líder

Joyas de la NBA, las portadas de la revista SLAM retrataron el mundo del basket. Como no, Iverson formaba parte del.
Iverson es uno de aquellos jugadores que desempeñan el papel de líder nato, de guía del equipo. Sin embargo, con la constante evolución de la Liga, cada vez queda menos tiempo para él.
Vio la luz en la NBA el mismo día que Kobe Bryant, pero el Draft era de ‘AI3’. Escogido en la primera posición del Draft de 1996, Iverson se labró a pulso un lugar en la historia de los 76ers. Philadelphia, la franquicia donde pasó la mayor parte de su carrera, lo eligió como primerizo.
Con fantásticos mates, dribblings y jugadas, deslumbraba sobre el parquet. Con problemas extradeportivos, quebrantamiento del código de vestimenta impuesto por la NBA, y con violentos versos en canciones de rap, atraía miradas fuera de la cancha.
Y no fue hasta 5 años más tarde, en un nuevo milenio, cuando Iverson destapó su potencial a sus anchas. Jugando fuerte en los ‘Playoffs’, ‘The Answer’ culminó la post temporada jugando las codiciadas Finales. Su rival eran unos Lakers campeones, y perdieron el título ante Phil Jackson, Shaq, y un rival que compitió por la fama desde la misma noche del Draft: Kobe ‘The Black Mamba’ Bryant. Tras la derrota, Iverson continuó constituyendo parte del plantel de los Sixers. Como líder de la plantilla, comenzaron a sumársele componentes: Iguodala, Dalembert o Elton Brand. Y el tiempo pasa por todos. Cada vez Iverson demostraba menor valía para la franquicia de Pennsylvania. Entonces, disminuyendo paulatinamente su rendimiento, llegó la salida.
En su etapa en los Pistons conoció al base campeón de 2004 Chauncey Billups. Por su paso en Denver queda el recuerdo de otra estrella; Carmelo Anthony. Y entre conjunto y conjunto viajó a Tennessee para jugar la campaña 09/10 con los Grizzlies de Memphis. Aquel fue el golpe definitivo para Iverson. Con una joven y habilidosa plantilla, cayó hasta un puesto de suplente, si bien no duraría mucho.
En diciembre de 2009, si mal no recuerdo, fue cuando el jugador abandonó a los ‘Grizz’, alegando problemas personales. Existiesen o no, lo único claro es que poco después de desvincularse de Memphis, regresó a su alma máter, los 76ers. Con Eddie Jordan, cobró mayor protagonismo que junto a Marc Gasol o Rudy Gay. Entonces desapreció.
Porque había firmado un contrato con la franquicia que gustosamente le acogió en su seno materno, pero el papel indicaba su caducidad en marzo, y si bien los Sixers le brindaron una segunda oportunidad, no tuvieron el coraje de renovar a un veteranísimo.
Su destino se volvió negro como el carbón, siendo una auténtica incógnita del más alto nivel. ¿Otro contrato en la NBA? Difícil. ¿Relegarse al puesto de suplente? Posible, si bien impropio de él. ¿La retirada? Como último recurso, en el peor de los casos ¿Cuál era entonces la solución? Un jugador de los Knicks ya había pasado por esto antes. Su nombre es Stephon Marbury, y su respuesta fue el baloncesto en China.
Iverson, junto a su agente, sopesan la marcha al continente asiático como posible, digna de análisis, y no le quedaría mal. Pero resulta triste pensar en China al no tener una única oferta en toda la NBA. Ni el más mínimo interés. Y resulta triste por un motivo principal. Todos en la NBA se esfuerzan por jugar bien. Pero el jugador suplente D. J. Mbenga ya ha saboreado la sensación de ser campeón (con Los Angeles Lakers). Y Iverson, que lo dio todo por los 76ers, que lo dio todo por la NBA, puede, ahora más que nunca, retirarse sin un anillo, sin un campeonato, sin una foto junto al trofeo de campeón de la NBA; junto al trofeo dorado que recibe el nombre de Larry O’Brien…

4 comentarios:

  1. Fue un ídolo para mí, y si me lo cruzara por la calle con 70 años e indigente lo seguiría viendo con esa admiración que me hizo verlo como la estrella principal de la NBA a comienzos de siglo...

    ResponderEliminar
  2. Comentario grande grande! Yo al principio no me fijaba mucho en él, lo veía un poco prepotente en tal caso. Pero cambié mi forma de pensar cuando ocuriió esto. Problemas con los Grizzlies, la vuelta a los 76ers. En todo este tiempo pasé de no tomarlo en cuenta a tenerlo en un pequeño pedestal... Es toda una estrella.

    ResponderEliminar
  3. Es una verguenza que Iverson no reciba ni una oferta,un jugador que lo dio todo.

    Eres el mejor Allen

    ResponderEliminar
  4. Sí señor, toda una verguenza. Porque dio sus mejores mates, su máximo esfuerzo e incluso se amoldó a sus compañeros, generando más juego... Es una lástima si se va definitivamente de la Liga

    ResponderEliminar