lunes, 13 de septiembre de 2010

Estados Unidos conquista el Mundial

Estados Unidos se proclamó campeón del Mundial de Baloncesto 2010 ante los locales, Turquía, tras disputar la final en Estambul. La diferencia final se saldó en 17 puntos (64 frente a 81). Demostraron su calidad a lo largo de todo el Mundobasket, venciendo a grandes conjuntos, como fueron Croacia, Eslovenia o Rusia… Ganó por más de 10 puntos de diferencia en casi todos los partidos, hasta los 55 logrados frente al partido ante Túnez. No obstante, los pupilos de Mike Krzyzewski no fueron como la seda en todos los partidos. Hubo uno, particularmente, en el que sufrieron. Fue contra Brasil, en el tercer día de competición. Un arduo duelo durante la ronda preliminar, donde una ajustada diferencia de 2 puntos le separó del conjunto sudamericano.
A pesar de la falta de experiencia, todos los estadounidenses confiaban en su selección, y ésta no les defraudó. Les costó tomar la iniciativa en la final ante Turquía, pero comenzaron liderando desde el primer cuarto de juego, y paulatinamente obtuvieron una supremacía en el marcador durante los 4 períodos. En determinados momentos del partido sufrieron un colapso en los triples (que se vio reflejado en las estadísticas, 33,3 % de acierto), pero al igual que recomienda Hal Wissel, ex entrenador de los Milwaukee Bucks, para conseguir buenos lanzamientos no se puede permitir que una mala racha afecte demasiado a uno… Quizás fue este el motivo por el que los norteamericanos se refugiaron en el tiro de dos, para firmar un 44,1 % de acierto entre tiros de 2 y de 3 puntos.
La clave, Durant
El alero de los Oklahoma City Thunder fue escogido mejor jugador del campeonato, gracias a sus decisivas actuaciones, triples y penetraciones. A lo largo de la competición, promedió 22,8 puntos, 6,1 rebotes y 1,8 asistencias de media por encuentro, defendiendo a su país durante 9 encuentros. Con más de 200 puntos anotados, 50 rebotes y un 45,6 % de acierto en tiros triples, Kevin destacó como jugador clave. Una prueba de ello son sus altas contribuciones en los últimos tres partidos: 33 puntos ante Rusia, 38 frente a Lituania y 28 ante Turquía en el último partido. Jugándose triples desde muy lejos (partiendo de la línea de triple de la FIBA) e impulsando a su equipo en momentos cruciales, descansó 6 minutos de los últimos 120 (3 minutos contra Rusia, 2 contra Lituania y un único minuto frente a los finalistas). ¿El nuevo LeBron James? Es lo que dicen los más aventurados. Falta mucho para saberlo, pero está claro que se perfila como uno de los mejores, tras demostrar que puede cargar con parte del peso de una franquicia NBA y de todo un país. A puertas de cumplir los 22 años (en menos de dos semanas, el próximo día 28), tiene aún un futuro por delante.

No hay comentarios:

Publicar un comentario