lunes, 2 de agosto de 2010

El trabajo de una estrella...

Kobe Bryant está considerado en la actualidad como el mejor jugador de la NBA en activo por muchos, siendo elegido como jugador de la década, MVP de las Finales... Sin embargo, tiene mucha presión que soportar.
No sólo él, jugadores como LeBron (en su tiempo), Carmelo Anthony o Brandon Roy sufren también la dificultad y el estrés en los momentos decisivos de sus partidos. Pero ayer vi un partido de la última campaña: Lakers contra Magic, en el Amway Center... La victoria resultó al final para el equipo local, con un resultado ajustado e igualado hasta el propio bocinazo final. Durante el encuentro, ambos tomaron sus propias decisiones, llegando igualados al último período de juego. Entonces Kobe resurgió. Con un pequeño altercado con su ahora compañero Matt Barnes, Kobe vio como éste lo defendía férreamente. 'Black Mamba', sin preocuparse, tomaba el control del balón, driblaba y culminaba su jugada encestando un triple en la cara del propio Barnes.
La victoria de Orlando se veía venir, pero cuando se iban en el marcador aparecía Kobe, zafándose de dos defensores y anotando otro tiro de tres puntos prácticamente con una mano sobre la cara. Kobe evitó que el partido aquel partido se le escapase de las manos a los Lakers. Sin embargo, los Magic continuaron adelante. A falta de siete segundos para el final del encuentro, el marcador iba favorable a los Magic por dos puntos. El balón lo tomó Kobe. Lo controló, como tantas otras veces. Dribló de un lado hacia otro esperando a la bocina, como puede permitirse. Tiró justo al final, genial para el póster. Todo igual que siempre, igual que los 'buzzer-beaters' ante Sacramento y Miami'. Dio en el aro, y se salió...
Los Lakers tuvieron que asumir una dolorosa derrota. Las miradas se posaron sobre el fallo de Bryant, pero, detenidamente, hizo lo que estuvo en su mano. Hay cosas con las que los espectadores no los detenemos. Porque a veces, las estrellas pagan platos que no rompieron. Que sujetaron en el aire y, al colocarlo, cayó al suelo. Fallos de Bryant que dan la derrota a su equipo no deben empañar su estética (también falló Gasol ante los Blazers en otro encuentro)...

No hay comentarios:

Publicar un comentario