viernes, 16 de julio de 2010

Wall se queda a un paso del triple-doble en su tercer partido de la Summer League

Vale, no estoy haciendo entradas sobre la Summer League, que para mí es díficil compaginar con el mercado estival de jugadores, pero el pasado jueves, el Cox Pavilion de Las Nevas (Nevada), vivió una gran actuación del rookie John Wall, elegido en la primera posición del último Draft. El jugador se quedó al final del encuentro con un doble-doble, muy cerca de llenar tres casilleros distintos de sus estadísticas con dos cifras. El recuento final para Wall: 21 puntos, 10 asistencias, 7 rebotes y su 87 % de acierto en tiros libres. En contrapunto, sus números negativos los constituyeron 3 pérdidas, 2 faltas personales, su 0-2 en triples o su 21 % de acierto de cara al aro.
Al final, Wall demostró que es eso, un rookie, pero también reafirmó su calidad como jugador, en un Draft que, personalmente, ví un poco falto de calidad (que conste, las primeras elecciones me parecen óptimas, pero el Draft consta de 60 jugadores...).
Al terminar el partido, los Wizards usaron 12 de sus 14 jugadores y firmaron 32 rebotes, 18 asistencias, 30 faltas personales y 14 pérdidas para vencer por 6 puntos (88-82) a unos Mavericks que comenzaron con más pie la Summer League, adueñándose sólo del 33 % de victorias.

No hay comentarios:

Publicar un comentario