miércoles, 28 de julio de 2010

El pobre Yao Ming

Cuando la suerte no acompaña es difícil continuar con la vida en determinados momentos. Bien lo sabe el pívot chino Yao Ming, que dominaba junto a Tracy McGrady los Houston Rockets. Tras la lesión de McGrady, Yao cobró aún más protagonismo en los Play-offs de 2009 ante los Lakers. Sin embargo, una inoportuna lesión dejó a un lado las esperanzas de los Rockets.
Pero la lesión tenía para hablar y comentar... Al acabar la eliminatoria, al acabar la liga de verano, al comienzo de la siguiente temporada: Yao continuaba con problemas. Esta campaña tuvo paciencia y aplomo para esperar su recuperación. De la útlima temporada nos deja sus 92 aciertos desde la línea de personal de 100 intentos, marca lograda en un entrenamiento. Intentó acercar a Chris Bosh a la franquicia tejana, pero no salió. Y ahora, para colmo de su 'agonía' (una hipérbole aparente, pero en parte realidad), Ming duda que pueda recuperarse, expresándose con unas durísimas declaraciones a los medios de su país, recogidas por la agencia deportiva ESPN:
"Si la lesión no se cura definitivamente durante la próxima temporada, podría decidir dejarlo todo" - Yao Ming
Acompañando a las anteriores puñaladas (por no decir punzadas), explicó su asistencia a los Juegos Olímpicos de Londres 2012, donde es casi seguro que no se presente:
"Las opciones de que pueda estar son muy pocas. La lesión no me va a permitir jugar tantos partidos como antes, y tendré que dejar el equipo nacional" - Yao Ming
Con esto, se podría ir Yao Ming, un jugador de 29 años que perfilaba como una gran estrella a largo plazo (ganando más peso del que ya representaba). Sus lesiones nos impidieron disfrutar de su juego en las 7 temporadas de experiencia, habiendo disputado 481 partidos de los 574 que pudo haber jugado (siendo la segunda la suma de 82 partidos por temporada, algo también improbable de conseguir), consiguiendo 912 tapones... Esperemos que esto no se cumpla.

No hay comentarios:

Publicar un comentario