sábado, 19 de junio de 2010

Los Lakers hacen el back-to-back.


- STAPLES CENTER, California. Ya ha pasado a la historia: los Angeles Lakers consiguen su segundo título consecutivo para continuar como los actuales campeones de la NBA, la mejor liga del mundo. Phil Jackson  consigue un balance de 48 victorias y ninguna derrota  cuando comienza ganando el primer partido. Y no sólo han conseguido un título más para la franquicia, que ya suma 16 campeonatos ganados, sino que los han hecho ante sus archienemigos, Boston Celtics.
Phil Jackson ya cuenta con 11 títulos como entrenador y 2 como jugador. El último título es, además, el quinto anillo de Kobe Bryant y el segundo de Pau Gasol. 'The Black Mamba' redondeó sus estadísticas en las series con 200 puntos, 15 robos, 27 asistencias y 56 rebotes. El escolta del equipo local hizo un mal partido en general, donde no tuvo la cabeza fría y apenas descansó cinco minutos... Kobe tuvo un 25 % de acierto en tiros a canasta, ningún triple de 6 intentos y demás fallos en tiros libres. Sin embargo, el jugador angelino se repuso de su mal partido para aparecer en los momentos decisivos. Sus tiros no entraban, pero capturó muchos balones sueltos, terminando con 15 rebotes y 1 robo, a pesar de no haber aprovechado la defensa que Boston le impuso para repartir asistencias, con sólo 2. Aún con la diferencia de este partido, fue él quién ganó el MVP de las Finales, recibiéndolo del histórico Bill Russell, que ganó 11 anillos de la NBA.
Junto a él, Ron Artest marcó diferencias, con 5 robos que valieron a los Lakers para mucho, 5 rebotes, 20 puntos, que constituyen un incremento considerable en la anotación del alero californiano; además de un 80 % en tiros libres. Artest fue, para muchos, el héroe del partido...
En el otro bando, los Celtics lucharon hasta el final, aunque el quinteto titular tuvo múltiples fallos, y los suplentes del conjunto verdes no hicieron nada en absoluto (únicamente los 9 rebotes, 6 puntos y un robo de Glen Davis). Pierce hizo un 33 % en tiros de campo, Ray Allen un 21 % y Kevin Garnett un 62 %. Boston fue superior en el 1º cuarto, dejando al equipo local en sólo 14 puntos, pero éste remontó lentamente (3 puntos en el 2º cuarto y 1 en el 3º), explotando en el último período del partido para alzarse con el partido. Pero la cosa no estuvo ni mucho menos fácil...
Triples como el de Fisher a 6:12 para el final marcaron la diferencia, dejando tocados a Boston. Éste se supo reponer, para acercarse nuevamente en el marcador y otorgarnos un final de infarto. El encargado de ganar el partido para los Ángeles fue un suplente que con apenas 5 minutos de juego no aportó nada al mismo. El jugador encargado de poner la diferencia fue el esloveno Sasha Vujacic, que falló 2 intentos a canasta y no anotó ninguno. Pues en menos de tres segundos hizo explotar al Staples. Entrando al parqué a falta de 13 segundos para el final, a cambio del gran Ron Artest que tanto otorgó al equipo en el encuentro, recibió una falta de Ray Allen, acercándose a la línea de tiros libres.
Después del triple anotado por el base céltico Rajon Rondo, todo estaba en sus manos, en las manos de un prácticamente desconocido, que sólo fue titular 1 vez en esta temporada, que sólo fue titular 12 veces en su carrera. Prácticamente desconocido, pero no lo era realmente, ya que podía (y puede) presumir de tener un 84,8 % de acierto en tiros libres esta temporada y un 87,8 % en toda su carrera. Anotó el primero, y anotó el segundo... Los Lakers están ahora a un sólo anillo del equipo de Massachussetts, su máximo rival, que le venció en tantas ocasiones... Este partido es ahora parte de la historia, y junto a él Kobe Bryant, Pau Gasol y Sasha Vujacic...

No hay comentarios:

Publicar un comentario