domingo, 23 de mayo de 2010

Frenando en seco

La pasada madrugada se celebró el tercer partido de la serie Celtics-Magic, en el TD Banknorth Garden (Boston, Massachusetts). De nuevo han obtenido la victoria los locales, por 94-71, en un partido en que Orlando sorprendió debido a su bajo nivel anotador, con parciales como éstos:
  • 1er cuarto: 12 a 27 (mal comienzo)
  • 2do cuarto: 22 a 24 (recuperándose)
  • 3er cuarto: 13 a 24 (los Celtics se mantienen, nuevo batacazo para los Magic)
  • 4to cuarto: 24 a 19 (remontada de Orlando, pero demasiado tarde)
Ya desde el principio se veían las intenciones de los Celtics, y su capacidad para convertirlas. Tras un fallo de Jameer Nelson, Boston abrió el marcador con un parcial de 7-0. Tras ello, el equipo de Florida se acercó a ellos para colocarse un punto por debajo (6 a 7). Y, a partir de ahí... Boston hizo los deberes , poniéndose (hasta la siguiente canasta magic) 21-6 (parcial de 14-0). Mientras Boston encestaba una y otra vez, Orlando sufría, fallaba, y perdía algún balón que otro. En lo que restó de período (menos de dos minutos), el base de los Magic (Nelson) encestó ambos tiros libres tras una falta de Perkins, y Jason "Chocolate Blanco" Williams marcó un triple (además, Howard encestó 1 de 2 en tiros libres). En el bando contrario, Boston se relajó un poco, pero se fue con 27 puntos...
Los siguientes doce minutos comenzaron para el equipo visitante con un triple del francés Mickael Pietrus (tras canasta de Glen Davis). De todos modos, y pese al triple, Boston entabló de nuevo una lucha (consigo mismo), en un intento por superarse; en poco más de cuatro minutos tras el triple, Boston consiguió un parcial de 14-4. El marcador ya ponía un doloroso 43 a 19. Y los Magic (presa del pánico, del estrés, o de sabe Dios qué) quisieron encestar triples. Para esto está (nuevamente) el base Nelson, que encestó dos triples en un minutos exacto (además, 'Vinsanity' Carter y J.J. Redick hiceron una canasta cada uno). Orlando (y Nelson) no pudieron continuar como hasta entonces, ya que, pasado un tiempo, Boston volvió a las andadas. Davis falló, pero 'Ray Ray' se encargó de que su equipo consiguiese otra canasta. De ahí en adelante, y salvo dos tiros libres y un triple de Vince Carter, fue el 'quiero y no puedo' para Orlando.
El siguiente cuarto, que daba comienzo a la segunda parte, fue mucho más fluido para ambos conjuntos. Orlando se fue hasta los 47 puntos, y Boston se marchó a los 75, con lo que se pasaba al último período del partido. En él se observó una racha en el equipo visitante, pero al final, los locales, Boston Celtics, se llevaron la victoria para poner las series en un apretado 3-0, donde es prácticamente imposible que Orlando remonte...
Nos quedamos con la frase de Matt Barnes tras el encuentro, en el que jugó 16 minutos y sólo anotó 2 puntos: "Ellos han jugador más duro y lo han buscado"...

No hay comentarios:

Publicar un comentario