lunes, 5 de abril de 2010

Partido accidentado para los Warriors en el Air Canada Centre

Joe Crawford fue el encargado de arbitrar el partido que enfrentaba a los Warriors y a los Raptors, un partido en el que Don Nelson iguala el récord de victorias de un entrenador en la NBA (y es que ganar más de 1332 partidos resulta un hito, a priori imposible). El único en conseguir tal  mérito hasta el momento fue el mítico Lenny Wilkens. Pero los "Guerreros del Estado Dorado" no lo tuvieron facil para sacarle esa victoria a los 'Raps'. Un partido en el que jugadores como el titular Reggie Williams no estaban "lo que se dice finos" en los tiros de campo, con menos de un 30 % (4 de 14). Mucho más acertado se encontró la estrella, Corey Maggette, a la hora de asumir la valía tanto de su equipo como de su entrenador. El "2" de la rotación del conjunto de Oakland promedió más de un 70 % en tiros de campo, mientras que desde la línea de tres puntos no quiso arriesgar y anotó su único triple. Maggette anotó 31 puntos, capturó 4 rebotes, repartió 4 asistencias y robó un balón. A pesar de sus más que numerosos fallos, Stephen Curry marcó cinco triples, al igual que el alero Anthony Morrow. Éstos dos jugadores hicieron un doble-doble, el primero con 25 puntos y 10 rebotes, mientras que el rookie dio 12 asistencias y clavó 29 puntitos (aún así le quedan cosas por mejorar a este rookie que apunta a estrella). Ciertos fallos, como digo, combinados con la ausencia de Andris Biedrins (lesionado), un joven Monta Ellis (por gripe), Anthony Randolph o 'Vlad' Radmanovic (además de Azubuike o Wright) no dejaron mucha ventaja, lo que puso histérico a alguno en los últimos segundos. Los 5 minutos finales estuvieron plagados de faltas, y 6 jugadores de ambos equipos probaron desde la línea de los tiros libres. A falta de 12.4 segundos para el final, Jarrett Jack falló un tiro libre que terminó por ser decisivo para la franquicia de Ontario, incluso con ambos tiros fallados posteriormente por Curry. Chris Bosh asumió la responsabilidad se su equipo en los últimos tiros, encestando ambos, para finalizar el partido con 42 puntos, 12 rebotes, 5 robos y un 20 de 23 desde línea de personal. Fue éste el que se la jugó en el último segundo tras el robo de Sonny Weems a Turiaf, pero, al igual que LeBron, no salió.
Peor resulta la actuación del italiano Andrea Bargnani, con un ¡7 DE 23! en tiros de campo, que continúa con sus porcentajes de tiro (¡Y qué porcentajes!). También resulta mencionable el 50 % de tiros de Hedo Turkoglu, que no hace sino avivar la perenne polémica sobre sus aptitudes tras el fichaje. Si bien los porcentajes de los visitantes fueron 47,7/50/72 (TC/T3/TL), los de Toronto fueron míseramente 39,1/25/82,2, unos porcentajes que no convencen para Play-offs...

No hay comentarios:

Publicar un comentario