sábado, 2 de enero de 2010

Lakers: creando un equipo invencible

Los Lakers han vuelto ha ganar ante Sacramento, esta vez en el Staples Center. Me sabe mal, porque, en mi opinión, Sacramento merecía conseguir esa victoria, ya que estuvo por encima en el marcador prácticamente en todo el encuentro. Sin embargo, la realidad sugería otra cosa. Observaba ante el televisor como la ventaja de los Kings iba esfumándose pausadamente. Los nervios me comían por dentro. Veía venir la victoria de Los Angeles, sin embargo, continuaba animando ciegamente a los capitalinos. Llegados al último cuarto, Sacramento continuaba liderando el encuentro, algo que incrementó las esperanzas para los fans del equipo de Paul Westphal.
Aún así, continuaba con los nervios a flor de piel, porque las estadísticas no estaban completamente a favor de los Kings. L.A. acumula 15 anillos, Sacramento 1. De todos modos, decidí mirar la parte positiva, como el gran partido de Spencer Hawes, o Sergio Rodríguez, que parece cada vez más cómodo en el equipo. Y así llegamos hasta el último minuto del partido. Jason Thompson fue expulsado por acumulación de faltas. Seguidamente, ocurría lo mismo con Omri Casspi, "dueño" del triple que había reincorporado a Sacramento en el partido cuando comenzaba a replegarse en el partido. Los nervios habían provocado que Sacramento fallase ambos tiros libres tras una falta.
Entonces la situcaión era compleja, con tres segundo de disputa, Sacramento ganaba por dos puntos a los Lakers, y los angelinos gozaban de la posesión. Era para mí un sufrimiento inconmensurable, sabía lo que iba a pasar, Kobe era un lince en perfecto estado, con otro partido consecutivo anotando más de 30 puntos.
Y lo que iba a ocurrir, ocurrió. Gasol dio un pase para Kobe a falta de muy poco tiempo de partido. Sergio resbaló, dejando por un pequeño instante a Bryant sólo y con en esférico entre sus manos. Eso no debía suceder. Entonces KB24 no hizo otra cosa que su trabajo, encestar, dando la vicotria a los locales por un sólo punto, 108 a 109. Tras observarlo detenidamente, el arbitraje dio por válida la cesta.
No describiré el tiro, ya que detallé anteriormente uno similar, ante Miami Heat.
Y, por útlimo, pediré mis más sinceras disculpas, a pesar de intentar ser lo más imparcial, ya que iba a favor de Sacramento. Lo que ocurre es que en realidad soy fan de Cleveland, y me desfavorece la victoria del conjunto de Phil Jackson, principal rival para los de Ohio. Una vez dicho esto, me despido con una opinión: Pienso que Sacramento volverá a ser un equipo "grande" en la NBA, dejando atrás sus malos tiempos. Y tienen medios, como Tyreke Evans, que algunos ya ven como rookie del año, con permiso de Brandon Jennings y del lesionado Blake Griffin.

No hay comentarios:

Publicar un comentario