lunes, 28 de diciembre de 2009

Mike Brown: trabajando a un equipo campeón

El pasado día, The Quicken Loans Arena fue el sitio elegido para un duelo entre los Rockets (segundos en la división Suroeste) y los locales, Cleveland Cavaliers. Ohio ha sido testigo de una nueva victoria para el conjunto local por 83 a 108. Mientras Rick Adelman, el técnico de Houston, presenciaba cómo su equipo iba de más a menos, conforme se desvinculaban en el marcador, Mike Brown reafirmaba los fundamentos de los Cavs, haciendo de éste un equipo propenso al anillo de la vigente temporada. Ya han ganado a su principal rival, Los Lakers, a domicilio. Además, ha vencido a otros grandes equipos esta campaña, como Dallas, Phoenix, Orlando o Miami. De hacerse con el título, sería el primero en la historia de la franquicia. Cleveland cuenta también con una gran plantilla, entre la que destacan Mo Williams, Shaquille O´Neal, Zydrunas Ilgauskas, Delonte West o Anthony Parker; y un J.J. Hickson que comienza a florecer en su año sophomore (entre otros). El hasta ahora líder indiscutible, "The King", de Akron, no para de engordar sus estadísticas, y más ahora que cuenta con grandes jugadores (que quede constancia, con esto no hago referencia a Aleksandar Pavlovic (se marchó para los Timberwolves) o Ben Wallace (de nuevo a Detroit). En cuanto a la plantilla, sigo pensando que desde que Ilgauskas se fue en el partido ante los Kings a los 25 puntos, ha mejorado mucho su juego.

domingo, 27 de diciembre de 2009

Toronto vence a Detroit


Hace unos instantes que terminó el duelo en Canadá entre Detroit Pistons y Toronto Raptors. El salto entre Chris Bosh y "Big" Ben Wallace era el pistoletazo de salida. El esférico caía en manos de Jerebko. Y Detroit encesta. Los Raptors (más concretamente Andrea Bargnani) intentan contestar a la canasta con un tiro desde la línea de tres, pero no entra. Afortunadamente, Toronto consigue un rebote ofensivo y Jarrett Jack consigue un dos más uno.
Tras una falta de DeRozan, Hamilton intenta un triple sin obtener resultado. Rebote para Detroit. Nuevo fallo. Nuevo rebote. Nuevo fallo. Nuevo rebote. Nueva canasta de Jerebko. Cuatro intentos ha necesitado el equipo de John Kuester. Balón para Toronto. Fallo, rebote, canasta. Fallo, rebote, canasta... El marcador se movía lentamente (desde el minuto 09:09 de partido, hasta del minutos 07:34 no hubo canastas)... Al final del primer cuarto iban 22-29 a favor del conjunto de Jay Triano. Sin embargo, al siguiente cuarto el equipo canadiense ya tenía 60 puntos a su favor. El tercer cuarto: una remontada para Detroit, que pasó desde 41 hasta 69 puntos, mientras que los locales "sólo" anotaron 14 puntos. Ahora el partido estaba más igualado. Sin embargo eso no fue suficiente. Toronto continuó a su ritmo y ganó el encuentro. El Air Canada Center presenciaba otra victoria por parte de su equipo. Éste venció ya en dos ocasiones a unos Pistons que no terminan de levantar cabeza, quienes estuvieron a la cabeza del encuentro en contadas ocasiones.
Ahora toca pensar: ¿Me da la sensación, o "Big Ben" se está haciendo mayor?

sábado, 26 de diciembre de 2009

Duelos el día de Navidad

Orlando recibió la visita de los Celtics, un rival duro. No paraban de llegarme estadísticas a mi Twitter... y, la verdad, no tan favorecedoras para los de Florida. Ellos no jugaban mal, pero sus tiros no siempre entraban, y no eran capaces de acercarse mucho al conjunto verde. Tras separarse un poco el el marcador, Orlando regresó con más ganas que nunca. No quedaba mucho de partido e iban ocho puntos por debajo en el marcador... Les costó, pero se situaron a seis; y aunque Boston no contara con Paul Pierce, consiguieron ganar el encuentro, dando uso de pilares como Ray Allen, Tony Allen, Rajon Rondo o Kevin Ganett. Éste último no tuvo demasiada suerte y abandonó el parquet antes de lo que habría querido. Una mala caída había sido el detonador. Un dolor en una pierna lo mandó al banquillo en el último instante. Ahora toca que los entrenadores continúen entrenando a las plantillas, incentivándolas, para que no se desinflen. Otro duelo tenía en vilo a todo el mundo: El de LeBron contra Kobe. El Staples Center se llenó para ver un emocionante partido (incluso repartían manos de Bryant gratis a los primeros aficionados). Sin embargo, la realidad fue otra. Los Lakers comenzaron el partido con un 6-0 de parcial, pero los chicos de Mike Brown comenzaron a tirar. Por un lado, salían Artest, Bryant, Gasol, Fisher y Bynum, mientras que, por el otro, J.J. Hickson, James, O´Neal´, Williams y Parker. Los Cavaliers estuvieron por delante incluso 20 puntos, y Los Lakers sufrieron la explulsión de Odom. Además, LeBron puso la guinda con una canasta sobre la bocina desde el medio del campo, que luego se dio como inválida. El caso es que vi a los Angeles bastante menos ofensivos de lo que pensaba, incluso con un Kobe tan bueno como de costumbre. Sin embargo, Jamario Moon y compañía, con mates dignos de un All-Star, y con un "Mo Will" que tenía el aro enorme desde la línea de tres (todo esto sin contar a LeBron, igual de bueno e intimidante que Kobe), Cleveland consiguió el partido. Ahora toca la revancha en "The Q", un partido que dará gusto ver.

viernes, 25 de diciembre de 2009

Duelo el día de Navidad

Tras mucho tiempo esperando, por fin podremos disfrutas de "La Guerra de las Glaxias", "KB24" contra "The Chosen One"; Los Angeles Lakers contra Cleveland Cavaliers. El año pasado se disputó un Celtics - Lakers, con vistoria de los de amarillo. Allí se midieron los dos grandes equipos de la NBA (los dos que más anillos tienen). Sin embargo, esta vez el partido se vuelve mucho más personal. Kobe y LeBron son buenos amigos fuera de la cancha, pero grandes rivales dentro de ella. Que comiencen las apuestas...

miércoles, 23 de diciembre de 2009

Sacramento: como en su casa

Los Kings ganaron frente a Chicago, jugando en el United Center. ¿Habrán tenido mala suerte los chicos de Vinnie del Negro? El caso es que los Bulls perdieron. Pero de una forma peculiar. Al Comienzo del partido, Sacramento se desacoplaba del ritmo de Chicago. Derrick Rose, John Salmons, Joakim Noah... los locales protagonizaban el encuentro. En el tercer cuarto, el partido ya se daba por perdido para los de California, sin embargo, con el marcador 44 - 79, nuevos jugadores tomaron el relevo. Se trataba de Tyreke Evans, Spencer Hawes o Sergio Rodríguez. Sacramento se adentró en un camino difícil, casi imposible. Perdían por 35 puntos, y aspiraban a ganar el encuentro... Más allá del tercer cuarto, cuando Chicago gozaba de amplia ventaja, los Kings despertaron. Comenzaron a anotar. Los triples también entraban... Y unos instantes antes de terminar el partido, Sacramento se puso por delante. Quedaban ya menos de 30 segundos de encuentro y los de Paul Westphal ganaban por dos puntos y tenían la posesión de la bola. Chicago decidió comenzar a hacer faltas para detener el partido; con algo de suerte su rival fallaría los tiros libres. Y Chicago no se equivocó por completo, Sacramento falló algunos tiros desde la línea de castigo, sin embargo, no fue suficiente para ralentizar el avance de los de la capital de California. Tras un instante (y un par de faltas más), Sacramento llegaba a los 102 puntos, y Chicago no salía de los 98. Hace más de una década, la NBA no vivía una remontada igual. Algún día tenía que repetirse. Ante todo esto, no debemos pasar por alto las estadísticas de Tyreke Evans, casi tan buenas como las de LeBron James es su año se rookie (2003-04), y un poco más distante de otros como Michael Jordan o el gran Oscar Roberston. Roberston también jugó en Sacramento. Además, el equipo de California tiene un anillo, cosa que no tienen otras franquicias como Orlando Magic o Utah Jazz. Evans promete...

lunes, 7 de diciembre de 2009

New Jersey: el peor equipo de la historia

¿Que pensará el base Brook López en estos momentos? Un gran base en un equipo tan pequeño... Sin Vince Carter, los Nets han perdido el rumbo y han batido un lamentable récord: la peor racha de un equipo en toda la historia de la NBA. Comienzas a fijarte en que los equipos van tomando forma... excepto uno, que lleva 7 partidos perdiendo. Los dejas pasar. Un tiempo después vuelves a consultarlo y te das cuenta que son ya 15 derrotas consecutivas. Empiezas a preocuparte, esto es algo serio. Con 18 derrotas, New Jersey sacó fuerzas de la nada, venciendo a los Bobcats, pero otra nueva derrota asola al equipo. Así finaliza una historia de terror: un equipo que tiene números ínfimos comparados con los rivales. Todo empezó, si mal no recuerdo, en un partido ante Minnesota, otro tocado esta temporada, que perdió 11 muchas veces seguidas también, después de dicho partido. Ya han circulado por Internet fotos de aficionados con bolsas de papel en la cabeza en señal de vergüenza por su equipo. Ahora es cuando hay que apoyar a los Nets, o formularse la siguiente pregunta: ¿Levantarán los Nets cabeza esta temporada, o estarán demasiado hundidos para salir de este profundo hoyo?

sábado, 5 de diciembre de 2009

Kobe, espíritu angelino

El pasado viernes 4 de diciembre, se celebró en el Staples Center de Los Angeles, un duelo entre Lakers y Heat, que enfrentaba a Kobe Bryant y a Dwayne Wade. Felicidades a los que siguieron el partido en directo, pues ambos equipos no han decepcionados. Un comienzo movido y muchas canastas para ambos han sido el principio de grandes jugadas en las que el balón entró milagrosamente. Una de ellas ocurrió en el final del segundo cuarto, en la que Kobe encestó driblando el balón ante los defensores de Miami, justo cuando sonaba la bocina, para colocar a los Lakers dos puntos por delante. 'The Black Mamba' no fue la única estrella del partido. El duelo se vivió más apasionado que nunca. En el último cuarto, L.A. ganaba con una diminuta ventaja, y Miami remontó poco a poco. Entonces ocurrió lo inesperado. Cuando quedaba un suspiro de partido, los Heat se pusieron por encima en el marcador gracias a dos tiros libres encestados por 'Flash' Wade, quien promediaba menos de un 80% desde la 'línea de castigo'. A falta de nueve segundos, Los Angeles se veían hundidos, muy hundidos. Entonces salió a la acción 'el maestro zen' Phil Jackson, con un tiempo muerto para los californianos. El entrenador del conjunto de dorado debió dejarles las cosas claras, pues nada más salir, un triple maravilloso de Derek Fisher devolvía la esperanza para los angelinos. Cuatro segundos, una oportunidad. Miami tiene la posesión. L.A. se pone en pie. Un robo de balón sería demasiado arriesgado. Kobe Bryant cubre con sus 'pen'últimas fuerzas a Wade. Éste recibe el balón, y Bryant comete una falta antes de que Dwayne consiga tirar. Miami erra el primer tiro libre. El segundo acaba dentro. Phil Jackson pide un segundo tiempo muerto. Quedan 3 segundos Los Angeles Lakers sacan el balón para Kobe Bryant. Está siendo cubierto firmemente. Espera... 2 segundos... se equilibra para el tiro de tres... 1 segundo... salta... Quedan 5 décimas de segundo cuando el balón sale de la mano de KB24. El balón está en el aire cuando la bocina que indica el final del partido suena. El balón impacta en el tablero, a continuación en el aro... ¡¡¡Y ENTRA!!! Los Angeles Lakers han conseguido la victoria ante Miami Heat en el último momento, parece un sueño. Wade se marcha molesto, mientras que Kobe alza los brazos en señal de celebración. Todo es una fiesta en el Staples Center. Se puede apreciar el brillo en los ojos de los jugadores. Acaban de presenciar un acontecimiento mágico. Por eso el eslogan de la NBA reza: 'NBA, WHERE AMAZING HAPPENS', porque en la NBA ocurre lo increíble, en la NBA los sueños se hacen realidad, en la NBA nada es imposible.

viernes, 4 de diciembre de 2009

A. I. regresa a Phila


Allen Iverson (ex-Memphis Grzzlies), encontró su salvación en Memphis, el único equipo que le ofreció una oferta en la NBA. Iverson aceptó, y Lionel Hollins (entrenador de los Grizzlies) decidió colocarlo como suplente. Parece que la idea no gustó a Iverson, de modo que se fue de Memphis diciendo que debía abandonar la franquicia por problemas familiares graves. Tras un tiempo en paradero desconocido, el jugador se ha presentado de nuevo como jugador de Philadelphia Sixers. Incluso ha llorado en su presentación oficial con el equipo. ¿Problema real o truco ideado por el jugador? La polémica está servida...