sábado, 26 de diciembre de 2009

Duelos el día de Navidad

Orlando recibió la visita de los Celtics, un rival duro. No paraban de llegarme estadísticas a mi Twitter... y, la verdad, no tan favorecedoras para los de Florida. Ellos no jugaban mal, pero sus tiros no siempre entraban, y no eran capaces de acercarse mucho al conjunto verde. Tras separarse un poco el el marcador, Orlando regresó con más ganas que nunca. No quedaba mucho de partido e iban ocho puntos por debajo en el marcador... Les costó, pero se situaron a seis; y aunque Boston no contara con Paul Pierce, consiguieron ganar el encuentro, dando uso de pilares como Ray Allen, Tony Allen, Rajon Rondo o Kevin Ganett. Éste último no tuvo demasiada suerte y abandonó el parquet antes de lo que habría querido. Una mala caída había sido el detonador. Un dolor en una pierna lo mandó al banquillo en el último instante. Ahora toca que los entrenadores continúen entrenando a las plantillas, incentivándolas, para que no se desinflen. Otro duelo tenía en vilo a todo el mundo: El de LeBron contra Kobe. El Staples Center se llenó para ver un emocionante partido (incluso repartían manos de Bryant gratis a los primeros aficionados). Sin embargo, la realidad fue otra. Los Lakers comenzaron el partido con un 6-0 de parcial, pero los chicos de Mike Brown comenzaron a tirar. Por un lado, salían Artest, Bryant, Gasol, Fisher y Bynum, mientras que, por el otro, J.J. Hickson, James, O´Neal´, Williams y Parker. Los Cavaliers estuvieron por delante incluso 20 puntos, y Los Lakers sufrieron la explulsión de Odom. Además, LeBron puso la guinda con una canasta sobre la bocina desde el medio del campo, que luego se dio como inválida. El caso es que vi a los Angeles bastante menos ofensivos de lo que pensaba, incluso con un Kobe tan bueno como de costumbre. Sin embargo, Jamario Moon y compañía, con mates dignos de un All-Star, y con un "Mo Will" que tenía el aro enorme desde la línea de tres (todo esto sin contar a LeBron, igual de bueno e intimidante que Kobe), Cleveland consiguió el partido. Ahora toca la revancha en "The Q", un partido que dará gusto ver.

No hay comentarios:

Publicar un comentario